Pronóstico de Tutiempo.net

Un vendedor con carisma y que aprendió solo el oficio. Vive con la familia en un barrio humilde y la materia prima busca en el monte. Hizo hasta sexto grado y planifica regresar a la escuela. Hace pocos días, Oberainside,  también se hizo eco y compartió el video de Marquitos, que arrasó con los “me gusta” y “comentarios” Conoce la conmovedora historia del “mejor vendedor de Misiones”.

Marcos Gabriel Bueno (14), es un buen vendedor, innata la capacidad que tiene de convencer. Vive en la pobreza, con una familia constituida por los padres y hermanos mayores. Recuerda que desde los 9 años aprendió el oficio de vender y se hizo famoso por un vídeo que filmó un camionero de Buenos Aires.

El vídeo se viralizo en las redes sociales y muchos se hicieron eco de la problemática social que atraviesa Marquitos, como lo conocen en la estación de servicio de la localidad de Alem.

“Me trajo problemas esa grabación, porque me buscan todos ahora, pero nadie me ayuda, ni para la galletita”, expresó el niño, comentando además, “el domingo llegaron 4 camionetas y solo prometieron que me llevarían a la escuela, pero yo solo voy a regresar a la escuela”, enfatizó.

Luego de que se conociera la historia de Marcos, dejo de ir a vender a la estación de servicios por unos días, además tiene que regresar al monte para buscar isypo, carqueja y la flor rompe piedra para la venta.

Deja en claro Marquitos que los padres tienen sueldo, pero no trabajan y que todo lo que gana es para sus gastos, “siempre quise comprarme cosas, por eso salí a vender, además armó ofertas de mandarinas, palta y la gente compra todo”.

El niño denominado por el camionero como “el mejor vendedor de Misiones”, llegó a estudiar hasta sexto grado, pero sostiene que ahora va a regresar a estudiar, “tengo que estudiar porque no voy a vender plantas medicinales toda mi vida”, reconoce con una sonrisa y planifica su futuro.

La materia prima de los remedios medicinales los busca en montes, principalmente dónde hay mucha panta de anchico y de allí extrae algunos remedios que sirven para consumir con el mate.

“Amigo, a todos les cuento la verdad sobre las propiedades que tienen cada yuyo para que le ayude en la salud, consumen con mate y listo”, explicó y sobre el conocimiento que tiene manifestó que aprende de los grandes, que siempre enseñan los remedios caseros, “muchos no tienen para comprar en farmacias, pero con esto van zafando”, agrego.

Actualmente vive en un barrio humilde de Alem, sobre ruta provincial Nº 4, pero antes residían en Villa Armonía, en el límite entre Alem y Oberá. Marquitos espera que le ayuden a la familia para tener una mejor vivienda.

Atendió en el patio de atrás de la humilde vivienda, dónde mostro con orgullo que esta removiendo la tierra para hacer una huerta propia y usar la cosecha para el consumo propio.

“Ves ahora estoy haciendo mi huertita, prontó podremos utilizar para los ricos guisos que hacemos”, comentó contento y además por el bajo perfil que tiene no quiso que le saquen foto frente a la casa porque los vecinos estaban atentos a los movimientos que viene teniendo Marcos, desde que se hizo “famoso”.

 

 

www.lucianoferreyra.com.ar

Deja tu comentario