Pronóstico de Tutiempo.net

Violentos asaltos en las chacras, motochorros y arrebatadores en la ciudad; cuento del tío, del sobrino y del nieto; secuestros virtuales, robos en viviendas a plena luz del día o de madrugada con las familias descansando, asaltos a comercios. Los hechos delictivos se suceden y la comunidad vive intranquila.
En este contexto, foros de seguridad y vecinos autoconvocados organizaron una marcha contra la inseguridad que aqueja a esta localidad. Se realizará el miércoles, desde las 9, partiendo del Centro Cívico. Invitan a través de grupos vecinales de WhatsApp.
Entre los organizadores de la movilización se encuentran los hermanos Jorge (51) y Federico Krohn (49), quienes junto a su madre fueron víctimas de un violento asalto en su chacra ubicada en el límite entre Oberá y Campo Ramón.
Tres sujetos armados lograron reducirlos y los amarraron y torturaron con fuego. Ambos sufrieron serias lesiones, al punto que Jorge tuvo que ser internado con fisura de cráneo.
“A varios vecinos ya les robaron y estamos muy desprotegidos. Vamos a tener que organizarnos y la marcha es un primer paso, porque así no se puede seguir viviendo en las chacras”, opinó Federico.
El asalto a la familia Krohn se inscribe en una lamentable seguidilla que vienen padeciendo los colonos de la zona Centro, al punto que muchos analizan abandonar las chacras por temor a los delincuentes.
Jorge salvó su vida de milagro, ya que sufrió una fisura de cráneo por los golpes que le propinaron los malvivientes.
En diálogo con El Territorio, contó: “Venía hablando con todos los vecinos que fueron asaltados en los meses anteriores y estaba esperando que me toque. Pensé que por ahí me iban a robar cuando salía o llegaba a casa, pero me sorprendieron mirando televisión”.
Contó que los ladrones pidieron armas y plata, circunstancia que se repite en una decena de hechos anteriores en la zona.
“Escuchamos de robos todas las semanas, pero hay personas responsables que tienen que actuar urgente para frenar esto. La Policía tiene muy poca gente para cubrir toda la zona, pero para eso cobran sueldos y tienen que darnos seguridad, lo mismo que los juzgados, porque las bandas actúan con total impunidad”, remarcó.
Indefensos
La inseguridad avanza en los barrios obereños y preocupa además el incremento en el consumo de drogas. “Ahora salen a robar drogados y ni saben lo que hacen. Por un par de zapatillas son capaces de matar a una persona”, comentó una fuente policial.
Al respecto, puso como ejemplo el caso de Marcelo S. (22), alias Karokero, quien acumula más de 20 ingresos a las comisarías de Oberá por delitos en contra de la propiedad, principalmente hurto de motocicletas.
Se trata de un caso extremo que sirve para graficar lo que la sociedad en conjunto define como “la puerta giratoria” de la Justicia, un mal que las propias autoridades reconocen que se debe abordar en forma urgente.
En tanto, en las últimas semanas habitantes de diferentes varios se movilizaron en reclamo de mayor seguridad y prevención de hechos delictivos.
En ese marco se creó el foro de seguridad de Villa del Parque y Villa Lutz, sector donde se sucedieron varios hechos contra la propiedad. Al respecto, vecinos que fueron víctimas de robos comentaron su preocupación y lanzaron propuestas para afrontar el problema.
“Yo me topé con un ladrón en la cocina de mi casa, peleamos y se escapó, pero vi quién era. Días después lo agarraron robando a dos cuadras de mi casa y me llamaron para reconocerlo en la Seccional Segunda, pero a los dos días lo soltaron. Después me volvieron a robar y seguro que fue el mismo”, comentó indignado un vecino.
Entre otras cuestiones, los vecinos aportaron datos sobre el accionar de los delincuentes. Por ejemplo, en varios casos durmieron a los perros de las casas, como también suelen utilizar las mismas llaves que quedan puestas haciéndolas caer hacia adentro y retirándolas por debajo de la puerta.
En principio, los vecinos acordaron una serie de medidas para cuidarse entre ellos, como un grupo de WhatsApp para informar sobre movimientos extraños en el barrio.
Al respecto, Oscar Rodríguez, presidente del foro de seguridad de Villa del Parque y Villa Lutz, lamentó que “todas las noches hay robos, la situación empeora y vivimos con miedo. Ya nos reunimos con las autoridades de la Municipalidad, del Concejo Deliberante y de la Policía, pero todo queda en reuniones y promesas. No vemos medidas concretas para mejorar la seguridad”.

Red delictiva

Una modalidad delictiva en alza es la estafa telefónica o cuento del nieto, artilugio con variantes que ya se cobró varias víctimas en esta localidad. Asimismo, es incontable la cantidad de personas, sobre todo de la tercera edad y que residen solas, que recibieron llamadas de inescrupulosos que pretenden engañarlas.
El volumen es indicador de una verdadera organización delictiva que cuenta con recursos para conocer datos precisos de las personas con el fin de engañarlas.
En tanto, muchos de los casos se registraron en el centro de la ciudad, donde están instaladas las cámaras de seguridad. Llamativamente, hasta el momento la Policía no logró dar con los estafadores, siendo que quienes buscan el dinero de las casas siempre actúan a cara descubierta.
A fin de junio, una abuela de 77 años fue estafada en 120 mil pesos y 10 mil dólares por un sujeto que llegó a su casa haciéndose pasar por un gestor bancario. La víctima reside sola y recibió el llamado de una falsa nieta, quien le manifestó que se encontraba en el banco para cambiar billetes, ya que los actuales saldrían de circulación a fin de mes.

 

Fuente: territoriodigital

Deja tu comentario