Pronóstico de Tutiempo.net
Misiones pretende plantar un árbol por cada turista que visite la provincia. Lanzan así un sistema de padrinazgos del que también participan los estudiantes de las escuelas de Misiones. El proyecto busca concientizar sobre la importancia de la biodiversidad y los escenarios naturales que caracterizan a la tierra colorada. 
Posadas (Miércoles 13 de julio de 2016). El Ministerio de Turismo de Misiones propicia la plantación de un árbol por cada turista que visite la provincia a través de un programa que involucra a los Ministerios de Ecología y Recursos Naturales Renovables y al de Cultura y Educación.
La biodiversidad es una de las características salientes de Misiones, que tiene cerca de un tercio de su superficie bajo alguna modalidad de protección. Pero existen múltiples zonas que pueden ser recuperadas desde lo ambiental y donde se pretende implantar los árboles, como las fajas ecológicas de los cursos de agua, de los lotes y de los caminos, además de las zonas de desmontes y predios en recuperación.
En ese contexto, el ministro José María Arrúa impulsó el programa Un Turista para Misiones, un Árbol para la Selva, con el objeto de destacar la decisión de cada turista que opta por venir a la tierra colorada. “Cuando alguien decide venir a Misiones, estará devolviendo un árbol al planeta. Este programa auspicioso busca destacar esa decisión de venir a visitarnos, dejando algo tangible como un árbol, al que podrá apadrinar de por vida”, explicó el ministro.
Como se trata de un proyecto grande, que involucra a cerca de dos millones de turistas por año, con una cifra similar de árboles, participarán junto a Turismo los Ministerios de Ecología, con la provisión de plantines de especies nativas y las acciones en campo de guardaparques, guardabosques y guardafaunas; y el Ministerio de Educación de la provincia, con el compromiso de los estudiantes de plantar los árboles en nombre de los turistas que deleguen esa acción en los jóvenes de las escuelas de Misiones.
“De esta manera, todos se involucran. Es importante que esos jóvenes también participen porque quedarán ligados a nuestra biodiversidad, involucrados con el ambiente y la sociedad”, dijo el Ministro.
 
El proyecto
La propuesta de plantar un árbol por cada turista que visite Misiones tiene varios propósitos. Por un lado, el compromiso ambiental con la característica más fuerte del atractivo turístico de Misiones: el ambiente y la biodiverisidad, la naturaleza, la selva, el cuidado de las cuencas hídricas y el compromiso de legar la selva a las generaciones futuras.
Por otra parte, el valor agregado que le imprime esta provincia al turista que a partir de un viaje, con su decisión de visitar Misiones, suma un árbol a la selva misionera y por ende, al planeta. Con esa acción se convierte en padrino de ese árbol y se lleva un Certificado Oficial que acredita ese padrinazgo, lo que lo deja ligado de por vida con Misiones, explican desde el Ministerio.
Misiones recibe entre un millón y medio y dos millones de turistas por año (se registran cerca de 1,3 millones solo en el ingreso a Cataratas), más los que recorren la provincia sin visitar el Parque Nacional Iguazú.
En esta acción, propiciada por el Ministerio de Turismo para contribuir a perpetuidad con el último remanente de Selva Paranaense que le queda al planeta –y que está al resguardo de los misioneros-, participan en forma directa, al menos los estudiantes del último año de todas las escuelas de Misiones que antes de egresar contribuyen con la biodiversidad al ser los que planten los árboles: “a estos chicos le estamos dando el mismo involucramiento que le confiamos a los turistas, que es el apadrinamiento; también participa el Ministerio de Ecología, que a través de potenciar los viveros que ya existen, proveerán los plantines, la planificación de dónde plantar y qué especies. Rescatamos también la figura de los guardaparques, custodios de nuestra selva”, destacó el ministro Arrúa.
Los impulsores de este programa dicen que se pueden sumar los municipios que quieran colaborar con esta iniciativa, al igual que otras organizaciones y hasta los viveros en funcionamiento en la provincia.
“Esta fuerte acción de compromiso ambiental y turístico la realizamos los misioneros para Misiones, pero es una acción también para la Argentina y para todo el planeta: pensar en millones de árboles devueltos al ambiente, no es un dato menor, como tampoco lo es esta acción concreta de generación de conciencia sobre la importancia del ambiente en nuestra sociedad, a través de los jóvenes. Buscamos, con esta iniciativa, una acción de impacto que contribuya al fortalecimiento del escenario natural, un involucramiento con el terruño de parte de los estudiantes que egresan del sistema educativo y le devuelven un árbol a la sociedad; y también del turista, que se convierte en padrino de por vida de un árbol implantado en suelo misionero, georreferenciado, es decir que podrá tener su ubicación tomado por un GPS”, explicó el ministro Arrúa.
Share

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentários Facebook