Pronóstico de Tutiempo.net

Luego de meses de incertidumbre, finalmente se avizora una solución para los inconvenientes técnicos que derivaron en la imposibilidad de contar con el agua del Acuífero Guaraní que abastece las piscinas del parque Termas de la Selva, en esta localidad.

El inconveniente se registró antes de Semana Santa y generó innumerables reclamos por parte de los operadores turísticos por el perjuicio que ocasiona la imposibilidad de contar con un atractivo para los visitantes.

Pero en los últimos días se registraron considerables avances que hacen presagiar que el próximo mes podrían volver a funcionar las termas. “Estamos con los dedos cruzados para que todo salga”, graficó Javier Carísimo, tesorero del consorcio que integran la Municipalidad y la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo).

En diálogo con la prensa, anticipó que “la intención es poner en funcionamiento las termas antes de la Fiesta Nacional del Inmigrante, que sería una buena época para repuntar un poquito antes de fin de año, ya que la temporada alta está perdida. Pero no queremos asegurar nada”.

Sobre las cuestiones técnicas, precisó que el motor fue reparado y probado, incluso en la posición vertical en la que funciona y respondió sin contratiempos. Respecto a la bomba, comentó que recibieron los repuestos importados y resta el armado. En tanto, municipales tienen a su cargo la limpieza de los tubos que extraen el agua y sería inminente su colocación.

De todas formas, Carísimo reconoció que “para dar una respuesta definitiva a la perforación requerimos mayor análisis, pero no hay herramientas para bajar y hacer un estudio”, por lo que “siempre que se habla de solución es provisoria y esperamos que dure la mayor cantidad de tiempo”.

Convenio
Por otra parte, el jueves se firmó un convenio entre la Celo y la Facultad de Ingeniería de la Unam para la realización de un peritaje metalmecánico en los caños que sostienen la bomba del pozo termal que presentan un importante deterioro.

“Nuestra visión es trabajar en forma conjunta, trabajar en las vinculaciones. Los servicios que brindamos necesitan la parte técnica y conocimientos que tienen los ingenieros. Agradecemos la predisposición para hacer este trabajo que para nosotros es importante, por la calidad de lo que pueda pasar con la cañería y los riesgos del trabajo”, expresó Rafael Pereyra Pigerl, presidente de la Celo.

Fuente: Territoriodigital

Share

Artículos Relacionados

Comentários Facebook