Pronóstico de Tutiempo.net

Un médico que se desempeña en el hospital Samic de Oberá y en el ámbito privado fue denunciado por una mujer que aseguró que el profesional la sometió sexualmente durante una consulta.
En su denuncia ante la Comisaría de la Mujer, M. S. (30) relató que el martes por la mañana concurrió al hospital Samic con fuertes dolores en el vientre y la acompañó una tía, quien le sugirió que consulte con un médico de su confianza, identificado como H. S. (57).
Si bien el citado profesional es pediatra, habría accedido a atender a la mujer. Como primera medida, le solicitó se realice una ecografía y que luego lo vea en su consultorio de una clínica privada del centro de esta localidad.
Por la tarde, la presunta víctima concurrió con el estudio requerido y el profesional le mencionó que la ecografía indicaba la presencia de un quiste en el ovario, tras lo cual le explicó que debía examinarla y le solicitó que se quitara la ropa.
La paciente se recostó en la camilla y el médico le habría introducido sus dedos en la vagina, lo que le generó dolor y por ello le solicitó que se detuviera, según explicitó en su denuncia.
En tanto, agregó que el médico le preguntó si mantenía relaciones sexuales con regularidad y le llegó a decir si no quería que él la penetrara. La mujer aseguró que se negó, pero de todas formas el acusado la accedió carnalmente.
Luego de someterla, le habría solicitado que no le cuente a nadie lo sucedido y que no volvería a pasar, tal lo expresado ante la Comisaría de la Mujer.
Ante la gravedad del caso, la presunta víctima se dirigió hasta la sede policial y radicó la correspondiente denuncia del caso.
Además de recibir contención psicológica, la mujer fue revisada por la médica policial en turno, Luciana Vanni, quien suscribió que al momento del correspondiente examen la denunciante “no presentaba lesiones físicas”.
En este sentido, se supo que por orden del juez Horacio Alarcón, titular del Juzgado de Instrucción Penal Dos de esta localidad, a las 18 del mismo día el personal policial allanó el consultorio de la clínica privada donde atiende el profesional denunciado y se procedió a la inspección ocular y al secuestro de una computadora.
Al mismo tiempo, el magistrado ordenó que el médico sea notificado de la instrucción de la causa que se lleva adelante en su contra.

Fuente: territoriodigital
Deja tu comentario