Pronóstico de Tutiempo.net

Ante las altas temperaturas previstas para los próximos días, desde el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” informan a la comunidad sobre los cuidados de los alimentos durante temporadas de calor.

En este sentido explican que por las altas temperaturas y la humedad los alimentos son susceptibles al desarrollo microbiano por lo que es necesario extremar el cuidado al momento de preparar, cocinar y almacenar alimentos para prevenir enfermedades.

Por lo que aconsejan “al realizar las compras comenzar por los productos que no necesiten refrigeración y dejar para el final los perecederos como carnes rojas, pescados, aves, lácteos y productos congelados. Confirme que el producto esté a la temperatura indicada en el envase”.

Continuando con las recomendaciones agregan que es muy importante lavarse las manos y las superficies de la cocina con frecuencia. Las frutas y verduras deben lavarse cuidadosamente antes de ser consumidas para evitar la contaminación microbiana, cocinar completamente los alimentos antes de consumirlos (las carnes y pollos no deben presentar color rosado en su interior).

Para manipular carnes y otros alimentos crudos utilice utensilios diferentes, siempre separados los alimentos crudos de los cocidos y de los que están listos para consumir, precisan.

En cuanto a los alimentos congelados recomiendan no descongelar a temperatura ambiente que sea en la heladera o en el horno microondas.

Además subrayan que durante los días de calor los alimentos listos para consumir no deben quedar fuera de la heladera por más de una hora antes de consumirlos, recalentarlos, refrigerarlos o congelarlos.

“Evitar cortar la cadena de frío. Si transporta alimentos fuera del hogar, hágalo en cantidades que vaya a consumir y siempre en forma refrigerada y protegidas del sol. No consuma alimentos en puestos callejeros que no tengan provisión de agua potable o alimentos de procedencia desconocida”, remarcan.

Finalmente aconsejan no comprar huevos que tengan cáscara sucia o rota y conservarlos refrigerados en su envase original, separados de otros alimentos listos para consumir. Lavarlos bien antes de cocinarlos y evite preparados con huevo crudo.

Deja tu comentario