Pronóstico de Tutiempo.net
Los saltos del Moconá  son uno de los más importantes puntos turísticos de Misiones. El lugar es visitado por gran cantidad de personas de todo el mundo.

Darío y Gabriela, dos jóvenes misioneros, oriundos de Oberá y Comandante Andresito, quisieron conocer el imponente paisaje que nos regalan estos saltos de una manera original,  sin perderse ni un solo detalle del maravilloso recorrido ¿Cómo lo hicieron?: En bici

“Una forma diferente de pasar las vacaciones”

Así es como definen ellos a esta inigualable travesía que les permitió, no solamente estar en contacto directo con la naturaleza, sino también, tener una perspectiva única de su  querida tierra roja

Darío Gregorchuk, de Puerto Iguazú, es estudiante de Ingeniería Electromecánica en la Facultad de Oberá y Gabriela Mysliwczuk, es Profesora de Economía oriunda de Andresito.  Dos intrépidos apasionados por Misiones, que quisieron recorrer de una manera diferente sitios hermosos de su provincia natal, combinando la pasión por la naturaleza  y su pasatiempo favorito: andar en bicicleta.

“La idea del viaje fue, principalmente hacer lo que nos gusta: Andar en bici y conocer lugares nuevos. El mismo trayecto en auto es muy diferente. Las rutas en bici se aprecian mucho más. Es una forma diferente de pasar las vacaciones, nada más”, comentó Darío a Obera Inside

70 Km de tierra…. Atravesando la Reserva Yabotí

Luego de estar en los hermosos saltos del Moconá, Darío y Gabriela siguieron su viaje con rumbo a San Pedro por la Ruta N° 21 que atraviesa la Reserva Yabotí. Esta Ruta les significó un gran reto, ambos amanecieron pedaleando para poder llegar a destino: “Son 70 Km de tierra. La gente del lugar y los Guardaparques nos advertían que la ruta era muy fea. Unos viajeros que circulaban en moto, también nos dijeron que era un camino difícil, pero nosotros estábamos decididos a seguir adelante con nuestro desafío, a pesar de todo, incluso, a pesar de las inclemencias del tiempo. Estaba muy inestable, tal  a mitad del camino, la lluvia nos complicó un poco el trayecto”, contó Darío Gregorchuk. “Nos habían alertado acerca de la presencia de un Puma que  andaba merodeando por la Reserva. Por suerte nosotros no lo vimos, agregó entre risas.

 

Por más ciclovías en Misiones

 

Darío y Gabriela no descartan realizar otros recorridos similares que los lleven a descubrir otras maravillas de nuestra tierra colorada, pero sostienen que hacen falta más ciclovías en las rutas. La mayoría de las personas son amables, pero hay conductores que se creen dueños de la ruta. Por eso, hacen falta más lugares donde podamos andar sin problemas”, Darío.

Deja tu comentario