Pronóstico de Tutiempo.net

El hallazgo de un pantalón rasgado y una de las ojotas que llevaba puestos Antonella Nahiara (6), la nena secuestrada anoche en Campo Grande, había aumentado aún más la preocupación de su familia y de los policías que la buscaban intensamente desde que se conoció el hecho. Sin embargo, horas después, los uniformados dieron con la chiquita. Estaba deambulando desnuda a unos 4 kilómetros de donde la habían raptado.

Fuentes policiales confiaron que la niña caminaba desnuda, llorando, por una calle terrada. De inmediato la llevaron al hospital local.
El lunes, entre el barrio Cainguás y Línea 45, la nena vendía choclos con otra nena Maribel (7) cuando apareció el captor, quien primero se acercó a ambas argumentando que quería comprar lo que ellas ofrecían, pero luego mostró su real intención: llevarse a las pequeñas. La más grande escapó, pero su amiguita fue raptada.
Una vez que se conoció el episodio y la Policía tomó intervención, en medio de un rastrillaje, encontraron el pantalón polar rojo frizado de la nena, rasgado a la altura de la botamanga, y una de las ojotas que calzaba. Además, los uniformados dieron con una remera playera azul.
Los policías también dieron en medio de un yerbal huellas de un niño y de un adulto. Es el último rastro que tienen de Antonella.
Las nenas residen en el Kilómetro 40 de Campo Viera. Hay un sospechoso detenido

Deja tu comentario