Pronóstico de Tutiempo.net

Estaban en Itaquí, frente a Alvear. Simulaban ser peones rurales. El teléfono de uno de ellos se activó el día del hecho en Fachinal. Sergio Federico Witschi (37) fue asesinado a balazos cuando transitaba por el kilómetro 808 de la ruta nacional 14. Además los vinculan a la desaparición de los entrerrianos.
El misterio que mantuvo durante meses en vigilia a policías de Misiones, Corrientes y Entre Ríos finalmente se develó ayer por la mañana, del otro lado del río Uruguay. Dos misioneros que permanecían prófugos por ser parte de la banda de “piratas del asfalto” que asedió la ruta nacional 14 en los últimos meses cayeron en Brasil, donde simulaban ser peones rurales.
Se trata de uno de los pesos pesados de la gavilla, de 47 años, y su sobrino. Según pudo saber PRIMERA?EDICIÓN, ambos fueron sorprendidos en un campo cercano a Itaquí -localidad brasilera emplaza frente a Alvear- cuando colocaban una cerca.

El dúo escapó de la Mesopotamia ante la presión de las autoridades, que los buscaban por un largo derrotero delictivo en el que está incluido el crimen del camionero entrerriano Sergio Federico Witschi (37), asesinado a balazos cuando transitaba por el kilómetro 808 de la ruta nacional 14, a la altura de Fachinal, cerca de las 17.20 del viernes 25 de agosto de 2017.

Sucede que en los últimos días el magistrado posadeño Fernando Verón, al frente de la investigación, recibió un informe de la Dirección de Homicidios de la Policía provincial. En el mismo, el rastreo de los celulares ubica al mayor de los apresados ayer justamente en el lugar y horario en que fue perpetrado el ataque a tiros contra Witschi, en un intento de robo fallido.

No obstante aquello, los dos detenidos en Brasil también son investigados por la desaparición de los comerciantes entrerrianos César Miño y Sergio Quintana, quienes viajaban desde Concordia hacia Encarnación para hacer compras y no volvieron a ser vistos desde el último 21 de septiembre. Lo único que apareció fue la camioneta en la que viajaban, quemada y sin sus neumáticos, en un pinar de San Carlos, a metros del límite con Misiones.

La dupla fue apresada ayer por la mañana después de que vecinos de la zona aseguraran haber escuchado a ambos hablando de presuntos crímenes cometidos en territorio argentino.

Ante la novedad, las autoridades brasileras arribaron y procedieron a la aprehensión de ambos. Identificarlos no fue fácil, ya que ninguno portaba documentos. El entrecruzamiento de datos con las fuerzas argentinas permitió confirmar que se trataba del “peso pesado” y su pariente. No sólo aquello: en poder de ambos se secuestraron dos pistolas marca “Bersa”, una calibre 9 milímetros y otra calibre 40.

La dupla estaba preparada para todo. Una rápida investigación determinó que ambos se ocultaban en una vivienda precaria de la zona. Los policías brasileros establecieron que, pese a estar en otro país, no estaban tranquilo: por las noches se turnaban para dormir; mientras uno lo hacía, el otro vigilaba la zona armado para evitar caer en manos de la Justicia.?Vaya paradoja, terminaron presos a plena luz del día.

Los dos fueron trasladados a Sao Borja. Este matutino pudo saber que en las próximas horas investigadores de Entre Ríos, al frente de la pesquisa por los “piratas del asfalto”, requerirán la extradición hacia la Argentina.

Ambos están sindicados como integrantes de la banda encabezada por José “Pajarito” Da Rosa, quien murió en medio de un operativo en el que también perdió la vida el comisario correntino Miguel Duarte, en febrero último en Alvear.

Esa “organización” está acusada de perpetrar por lo menos una veintena de asaltos armados a camioneros por la ruta nacional 14 -entre los cuales se cuentan dos crímenes, uno de ellos, el de Witschi en Misiones- e incluso balear a efectivos de la Policía Federal Argentina.

Deja tu comentario