Pronóstico de Tutiempo.net

El raid delictivo de un hombre que se movilizaba en un auto blanco tuvo en vilo ayer a los habitantes de las zonas rurales de San Pedro y Pozo Azul. Con pocas horas de diferencia golpeó a una mujer, a la que también robó, y después secuestró a una niña de 6 años que caminaba por la ruta provincial 20 junto a su hermana de 12, a quien hirió gravemente en la cabeza con un hierro.

Sucedió a media mañana. Un sospechoso fue detenido luego de  un despliegue policial que cerró todas las posibles vías de escape. De sus víctimas, la mujer se recupera en su casa, pero tanto la niña raptada como su hermana están internadas en Posadas y Eldorado, respectivamente. Permanecen bajo cuidados intensivos por los golpes que recibieron.

Secuestro y shock

Mediante sus fuentes, El Territorio pudo confirmar que entre las 10 y 11 de ayer las hermanas de 6 y12 años se dirigían a un kiosco cercano a su casa, sobre ruta provincial 20 y a dos kilómetros de la zona urbana de Pozo Azul, cuando fueron interceptadas por el conductor de un automóvil blanco. Su ocupante descendió, golpeó con una pata de cabra a la mayor y subió por la fuerza a su hermana.
Todo ocurrió ante los ojos de algunos vecinos que alertaron de inmediato a los progenitores de las víctimas, quienes vivieron momentos de desesperación.

La reacción fue inmediata porque sin dudar llamaron a la Policía desde donde, a su vez, avisaron a otras dependencias de la zona y en cuestión de minutos fueron desplegadas varias patrullas con el objetivo de encontrar al sospechoso, aunque la que apareció primero fue la menor secuestrada.

Estaba caminando por un camino terrado de la localidad de Santiago de Liniers, es decir, a unos 35 kilómetros de donde fue raptada. Los médicos determinaron que estaba shockeada y presentaba un fuerte traumatismo en la cabeza, por lo que no pudo dar mayores detalles.

Este medio pudo establecer que luego fue derivada a Posadas muy grave, y dos fuentes policiales confirmaron que había sido abusada.
El episodio asombró a los lugareños, ya que -dicen- es normal que los niños circulen solos por la zona para hacer mandados o asistir a la escuela. La madre de la niña, mientras aguardaba noticias, contó que “estaba en casa, tranquila. Había mandado a mis hijas al kiosco cuando mi vecina, a los gritos, me avisó que había pasado algo. Salí corriendo y me encontré con la más grande toda ensangrentada porque le pegaron feo con un hierro en la cabeza y mi hija más chica no estaba con ella”.

En ese contexto, entre lágrimas, contó que “jamás había pasado algo así con ellas, que siempre hacen estos trayectos porque van a la escuela todos los días. Cinco de mis hijos van a clases pero esto es desesperante. No sabemos quién es el tipo ni por qué eligió a mi nena, pero lo que les hizo no tiene perdón. Ojalá que no lo suelten en muchos años”.

El padre, de ocupación changarín, hasta anoche estaba acompañando a la hija mayor en el hospital eldoradense. Desde ese ámbito aseguró no tener ningún inconveniente como para que alguien quiera hacerles daño, por lo que al igual que algunos vecinos, está seguro de que “fue un secuestro que se frustró mediante el rápido accionar de la Policía, si no el final hubiera sido otro. Gracias a Dios la encontraron. Uno da la vida por un hijo. Ojalá se haga justicia porque es algo que uno no desea que le pase a ninguna familia” aseguró.

Golpes y robo
El otro episodio violento protagonizado presuntamente por el mismo sospechoso, ocurrió unas horas antes, en San Pedro. Según lo que trascendió oficialmente una madre que caminaba junto a su hija a la altura del camping municipal fue asaltada después de ser golpeada.
Creen que el objetivo habría sido la menor, pero como la mujer (según su declaración) forcejeó con el individuo, éste terminó llevándose su cartera con dinero y documentación.

La damnificada solamente sufrió raspones en distintas partes del cuerpo, por lo que una vez que se recuperó del shock hizo la denuncia. Los datos que ofreció, relacionados a las características físicas del individuo, marcarían que sería el mismo del hecho posterior.

Sospechoso detenido en plena fuga

Cerca del mediodía de ayer fue detenido un hombre de 42 años que circulaba al mando de un Volkswagen Gol (blanco) que respondía a todas las características aportadas por los vecinos. Fue interceptado en la localidad de San Pedro al quedar atrapado en las redes desplegadas por las unidades policiales.

Se presume que guarda relación directa con los episodios violentos ocurridos anteriormente. Se informó que a pocos metros del lugar de detención, los investigadores detectaron un arma de fuego de calibre 22 y objetos que fueron reconocidos por una de las víctimas como propias.

Teniendo en cuenta las similitudes en cuanto a las descripciones y una serie de elementos de prueba que terminaron siendo de interés para la investigación, el sospechoso permanecerá detenido durante el fin de semana a la espera de ser citado a indagatoria.

El coche que manejaba fue secuestrado, al igual que el arma de fuego, que será peritada. En paralelo se trata de determinar si otros sujetos actuaron en complicidad con autos distintos.

 

territoriodigital

Deja tu comentario