09:15  

Inicio

WhatsApp permitió la detención de posadeño buscado por Interpol


Compartí en tus Redes

Fue ayer por la mañana en Curuzú Cuatiá, tras una investigación de la Policía federal argentina. Cayó en Corrientes con media tonelada de marihuana. Lo rodearon gracias a la señal que emitió su celular mientras utilizaba la aplicación. Era buscado desde hace más de un año.

Un posadeño señalado como el líder de una importante banda narco fue detenido el jueves por la mañana en Curuzú Cuatiá, al sur de Corrientes, con más de media tonelada de marihuana.
El misionero, de 38 años, tenía pedido de captura internacional y fue detenido gracias a la señal que emitió su teléfono celular mientras utilizaba la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp.

El operativo se realizó en pleno centro de esa localidad y fue el corolario de una extensa investigación -de más de un año- que llevaban adelante efectivos de la Delegación Posadas de la Policía Federal Argentina, bajo órdenes del Juzgado Federal de Corrientes.

Fuentes de la investigación le contaron a PRIMERA?EDICIÓN que el trabajo de investigación se inició en marzo del año pasado, cuando los uniformados detuvieron a tres personas -dos posadeños y un paraguayo- vinculados a un camión de matrícula paraguaya que llevaba casi una tonelada de marihuana escondida en una carga de maíz.

En esa oportunidad, los detectives lograron desarticular una de las líneas de la banda que lideraría el posadeño detenido, que tenía como objetivo el transporte de “cannabis” desde la frontera paraguaya hacia Buenos Aires.

No obstante, los investigadores siempre supieron que esa no era el único camino explotado por los narcos, ya que mediante escuchas telefónicas supieron también que trabajaban otra línea, que llevaba la droga desde la zona limítrofe en dirección a Córdoba.

Así fue como empezaron a seguir los pasos del hombre detenido ayer. Después de una paciente investigación, en la noche del jueves obtuvieron el “ok” de la Justicia Federal e iniciaron el operativo para arrestarlo.

Durante los últimos minutos de ese día obtuvieron información de que el posadeño conducía una camioneta Fiat Strada con un cargamento de marihuana que tenía a Córdoba como destino. Según las primeras investigaciones, había salido del norte de Corrientes.

Con ese dato es que comenzaron una sigilosa persecución basada en el “rebote” de las señales del celular utilizado por el misionero en las antenas de telefonía móvil del norte correntino. El sospechoso viajaba con al menos un vehículo de apoyo, pero aparentemente el conductor de ese rodado se percató de que algo no andaba bien y literalmente se despojó de su celular.

Eso, luego, marcaría la diferencia. Es que el posadeño a bordo de la Strada continuó utilizando mediante el servicio de datos la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, que permitió a los investigadores seguir su rastro minuto a minuto.

Cerca de las 10.30 de ayer, los policías montaron una redada que acabó finalmente en la esquina de avenida Laprida y Rucci de Curuzú Cuatiá, a 460 kilómetros de Posadas.

En ese lugar, el presunto líder narco fue detenido y en la Strada que conducía se secuestraron 560 kilogramos de marihuana.

Allí los federales confirmaron la noticia. Era, efectivamente, el misionero que tenía pedido de captura internacional ordenado por el Juzgado Federal de Córdoba y cuya identidad aparece aún en la base de datos de Interpol. La investigación había concluido.
Fuente: PRIMERA EDICIÓN

Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG