21:25  

Inicio

Colecta de Techo: construirán 20 viviendas y salón para estudiar


Compartí en tus Redes

Con paraguas en mano, pilotos de lluvia y la convicción de poder ayudar a las familias más vulnerables, miles de voluntarios de Techo salieron a las calles para realizar la tradicional colecta. En Misiones, la actividad se llevó adelante el último fin de semana en esta ciudad capital, San Vicente, Oberá y Eldorado.

En diálogo con El Territorio, los voluntarios destacaron la colaboración de la población y aseguraron que gracias a la solidaridad de los vecinos proyectan superar la última recaudación, que registró un monto de 448.000 mil pesos.
Detallaron que con las donaciones se construirán 20 viviendas, un salón para dictar clases y también para los programas de viviendas en emergencias.
Las construcciones arrancarán el 19 y 20 de noviembre en Posadas y el 27 en la localidad de Oberá.
Al respecto, Soledad Balán, directora regional de Techo en Misiones, expresó: “Otra vez nos tocó la colecta bajo la lluvia, pero el clima afortunadamente es poca cosa cuando se trata de esto, que tiene tanta convicción. Eso es lo que demostraron los voluntarios en la calle, que no bajaron los brazos sino que estuvieron ahí firmes con frío”.
Balán explicó que hasta el momento “todavía no tenemos el monto fijo de lo recaudado, esperamos que estén para este jueves. Por la cantidad de gente que nos ayudó esperamos superar la suma del año pasado”.
En esta ocasión, la colecta contó con la participación de 9 mil voluntarios de todo el país, en tanto que en Misiones colaboraron alrededor de 1200.
“Salimos para recaudar los fondos y hacer visible esta realidad y problemática con la que trabajamos, que muchas veces no es tenida en cuenta por gran parte de la sociedad. Salimos a denunciar que vivimos en una sociedad con mucha desigualdad. Hay millones de personas que no tienen garantizado sus derechos básicos”, enfatizó Balán.
De acuerdo a las últimas cifras manejadas por Techo, que datan del 2013, en el departamento Capital de la provincia existen 72 asentamientos informales, donde viven 15 mil familias.
La directora explicó que con el objetivo de actualizar los datos se realizó un relevamiento en la provincia, que arrojó datos precisos de la situación de los humildes.
Los datos están siendo analizados en el Centro de Investigación Social de Techo, que serán difundidos en la primera semana de noviembre, en el Congreso Nacional.

La ayuda llega a las familias
Desde Un Techo Para Mí País señalaron que en la provincia hay alrededor de 1200 voluntarios, que trabajan en el Programa de Desarrollo Comunitario en los Asentamientos “para la construcción de viviendas de emergencia, capacitaciones en oficios básicos y espacios de educación. El trabajo es de forma permanente en once barrios de Misiones”, indicó Balán.
En Posadas, las construcciones se realizan en los asentamientos Belén, Vecinos Unidos, Manantiales, Familias Unidas, Los Lapachitos, Altos de Bella Vista, Los Patitos y el sector B, -en el barrio de Miguel Lanús-. De igual forma, en los asentamientos San José, Villa Criste y Caballeriza, en la localidad de Oberá.
En los últimos siete años, mediante las donaciones de la población y la colaboración de los jóvenes se construyeron 500 viviendas y tres salones comunitarios en la provincia.
“También estamos dando dos espacios de apoyo escolar primario y estamos por comenzar con el tercero y estamos impartiendo el curso de capacitación de oficios básicos; el anterior fue de electricidad que se dictó en el barrio Belén y ahora estamos con peluquería en Manantiales”, sostuvo.
Además, añadió: “Constantemente hay más voluntarios, eso es lo que nos permite llegar a más barrios y hacer otros trabajos. Por ejemplo, el relevamiento sobre asentamientos informales, que empezamos a finales del año pasado”, concluyó Balán.

Buscan garantizar derechos básicos
Por otro lado, desde Techo se proponen mejorar la calidad de vida de la familias de las familias más vulnerables, “garantizarles el acceso a una vivienda digna, el acceso a la educación y salud. Hay barrios, como el caso de Familias Unidas, que están a 15 kilómetros del hospital y lo más cercano que tienen es un Caps que abre una o dos horas al día”, explicaron. Para que la ayuda llegue a las familias la colaboración de los vecinos es fundamental, “hay muchas personas que se hicieron socios y que eligen donar todos los meses con su tarjeta de débito o crédito un monto fijo. Hoy, en Misiones hay más de 1.200 socios”, destacó. Además de los socios la ayuda también es posible mediante la colaboración de los voluntarios, que invierten su tiempo en ayudar a aquel que lo necesita. “Hay muchos voluntarios que se acercan por primera vez en alguna construcción y suele ser por la invitación de algún amigo”, señaló Balán, quien comenzó a incursionar en la ayuda social en el 2009 tras recibir la invitación de una amiga en Buenos Aires.
Fuente: territoriodigital
Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG