14:54  

Inicio

A un año del incendio, en Oberá no cambió nada: “probablemente pasaría lo mismo”


Compartí en tus Redes

Marcelo Sedoff, responsable de Bomberos Voluntarios Consultado sobre sí, se desatara otro incendio similar como el ocurrido en septiembre de 2015, respondió que “probablemente pasaría lo mismo”.

A un año y pico del incendio que consumió en pocas horas el supermercado, hasta ese momento, más importante de la Zona Centro, las cosas siguen más o menos iguales en esta ciudad en cuanto a incendios.

Los supermercados no realizan simulacros de incendio, no hay entrenamiento del personal para que sepan como actuar. Incluso ni siquiera la municipalidad lo hace siendo que está el antecedente del edificio anterior que se quemó en 2009.

Mencionó que a principio de año, la actual administración municipal se acercó para trabajar en conjunto pero luego nunca más y en ese sentido, al parecer el intendente Carlos Fernández…”si se asesora, lo hacen por internet”, explicó haciendo hincapié en que el municipio no los convoca ni consulta por las necesidades y las medidas que deberían aplicarse en la ciudad. No hay un trabajo conjunto.

Recordó además que, cuando se realizó el Plan Estratégico Oberá 2028, Bomberos Voluntarios sugirió que se implementen controles sobre los planes de contingencias “tenemos problemas con las construcciones” pero además remarcó que no solo está en el diseño de las edificaciones, si no en cómo se implementan. También sugirieron en la oportunidad que se haga un relevamiento de la ubicación de elementos peligrosos en la ciudad, como combustibles, pinturas, gas, etc cosa de poder manejarse en forma organizada y planificada, pero nada de esto se implementó. Cuando Fernández asumió vetó el plan completo.

En cuanto a las bocas hidrantes, afirmó que solo el 50 % de las existentes en la ciudad estaban operativas cuando el cuerpo de bomberos hizo el relevamiento… “nosotros optamos por solucionar el problema del agua comprado un camión cisterna”.

Vale traer a la memoria que, cuando se incendió el edificio municipal, las dos bocas hidrantes estaban inutilizables. Una de ellas, en pleno centro de la ciudad, había sido tapada. Algo similar pasó con el supermercado de la ruta 14, que no era identificable la ubicación de las bocas. Sedoff contó que existe una iniciativa de alumnos de la EPET para pintar de blanco las mismas y así sea fácil de encontrarlas ante un incendio.

 

Fuente: INFOBER/ FM IMAGINATE

Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG