03:43  

Inicio

Asalto al camión apostoleño: la banda vestía con uniformes y portaba pistolas nueve milímetros


Compartí en tus Redes

El chofer de la distribuidora de Apóstoles que fue asaltado el martes en Colonia Liebig, Corrientes, brindó un relato pormenorizado del atraco, cometido por una banda armada que llevaba uniformes verdes similares a los de la Gendarmería Nacional.
En una entrevista con noticiaslregion.com.ar, el chofer contó la secuencia desde que lo abordaron en la ruta provincial 71 de la vecina provincia. “Bajé la marcha del camión y me pasaron dos camiones y un colectivo Singer. Al salir de la zona de pozos, vi que los malvivientes salieron en forma de ‘U’ para no pasarlos y no pude salir con velocidad.” Era el inicio de la pesadilla.
“Me apuntaron y vi perfectamente que era un robo, no tenía opción y paré porque ya habían abierto la puerta del acompañante, lo bajaron a mis acompañantes y a mí me dijeron ´bajate´ apuntándome. Ellos buscaban la recaudación, teníamos unos 23 mil pesos y cheques por una suma importante, pero no les servía. En ese momento-continuó- pasó un Fiat Duna y le hice una seña y el conductor se dio cuenta que nos estaban robando. Escuché que el delincuente gritó a mis compañeros ´suban al furgón´ y vinieron hacia mí. Dos delincuentes estaban conmigo en la cabina y uno en el furgón con mis dos compañeros”.
El conductor, cuya identidad prefirió mantener en reserva, dijo que entonces vino la parte más tensa del hecho. Uno de los ladrones “me apoyó el arma en el abdomen y me dijo ´seguí donde te diga´, y me preguntaba por el resto de la plata. Le dije que estaba todo ahí y que eso era lo del día.”
Otro de los criminales ordenó que los llevara a un lugar “donde no se entere nadie. Me puse nervioso, pensé en lo peor, entramos a un camino desconocido, era una entrada de un campo. Me decía que me quedara tranquilo que no iba a pasar nada ni a mí ni a mis compañeros”.
En ese lugar, los asaltantes se bajaron y huyeron. “Al bajar pensé mucho en mi familia y en mi hija,” recordó.
Los tres ladrones estaban vestidos como gendarmes y portaban pistolas calibre nueve milímetros. Llevaban los rostros cubiertos y llevaban gorras.

Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG