11:29  

Inicio

Hospital Escuela: el Servicio de Neurología Clínica informa sobre  prevención de ACV


Compartí en tus Redes

Desde el Servicio de Neurología Clínica del Hospital  Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” informan sobre las medidas de prevención para evitar un ataquecerebral o ACV. Los factores de riesgo son: la edad, hipertensión arterial, diabetes, obesidad, sobrepeso, sedentarismo, colesterol alto y el  tabaquismo.

En este sentido, el responsable de dicho Servicio, Dr. Emanuel Silva explicó que el ataque cerebral es la manifestación física adversa, provocada por la interrupción del flujo sanguíneo cerebral,  por el taponamiento (isquémicos) o la rotura de una arteria del cerebro (Hemorrágico).

Continuando con el tema el Profesional agregó que el 80 % de los casos son de tipo  isquémicos y alrededor del 20 % son hemorragicos. Ambos son condiciones graves con una mortalidad elevada.

“El ACV como problema de la salud mundial y  según el país que se tome, es la segunda o tercera causa de  muerte y es la primera causa de discapacidad en el mundo”, dijo.

 

Factores de riesgo

Además afirmó que los  factores de riesgo son: la edad, la hipertensión arterial, el  tabaquismo, la diabetes, el sedentarismo y la obesidad-sobrepeso.

La edad

En este marco precisó que en el caso de los hombres, a los  55 años o más comienzan a aumentar su riesgo de ACV o de infarto en el corazón y en la  la mujer  hacia los 60 o 65 años, se prolonga un poco más que los hombres porque se encuentran  protegidas por cuestiones hormonales que va perdiendo a partir de la menopausia.

Hipertensión arterial

Otro factor de riesgo de ACV es la hipertensión arterial. En relación a esto el Dr. Emanuel Silva comentó que en el  inconsciente colectivo hay una idea de síntomas de la hipertensión arterial, que se asocian al dolor de nunca,  de  cabeza, enrojecimiento de la cara, “es común escuchar en el consultorio a los pacientes asociar estos síntomas a la hipertensión arterial, puede ser que sea así, pero en muchas oportunidades esa persona puede tener la presión alta y no  darse cuenta porque la hipertensión arterial no da síntomas habitualmente, es silenciosa, no hace que uno se sienta mal y lentamente va  dañando las pequeñas arterias del cuerpo y en ese sentido lesiona y lastima mucho al cerebro,  la retina del ojo, los riñones y al corazón, por lo que es fundamental que la persona se controle la presión”.

Diabetes

Hoy la  diabetes es considerada una  epidemia. Está aumentando en forma global y es un factor de riesgo de ACV, mencionó.

Por lo que explicó, la diabetes  está relacionada a la falta de actividad física y a  la mala alimentación. Se puede prevenir comiendo menos hidratos de carbono  (panificados) que en nuestra cultura son frecuentes.  Las  harinas que se consumen deberían ser derivadas de los integrales. Y aumentar el consumo de  frutas y verduras que  bajan el colesterol y el  azúcar.

Tabaquismo

“En los últimos años ha disminuido el consumo de tabaco, pero continúa siendo un gran problema de salud, independientemente de aumentar el riesgo de cáncer de

labio, lengua, laringe, faringe, tráquea, bronquios, pulmones, aumentar el riesgo de enfisema pulmonar, aumenta mucho el riesgo de enfermedades cardiológicas y  cerebrovasculares, infarto en el corazón y en la cabeza. El consumo se asocia a la lesión de arterias grandes en el cerebro”,  informó.

Por lo que afirmó fumar hace mal, aumenta, el riesgo de muerte, las  estadísticas muestran que las personas que fuman suelen morir 10 o 12 años antes que una que no   fuma.

Colesterol alto

También incluyó al colesterol alto en los factores de riesgo de ACV “el  colesterol alto es un riesgo, se trata de un ácido graso, una sustancia que produce el cuerpo. Está relacionado en algunos casos con factores genéticos, pero la mayoría de las veces  se da por la mala alimentación, es decir el consumo de grasas animales de carne de vaca , cerdo, son las mas grasas dañinas presentan.

A modo de conclusión, el Dr. Emanuel Silva recomendó,  para prevenir un infarto de corazón-cerebro, las personas a partir de los 25  o 30 años  deben consultar al médico una vez al año, realizarse controles de sangre,  de la presión arterial, no fumar y realizar ejercicios  aeróbicos  de 30  o más minutos como correr, trotar, nadar, andar en bicicleta. Todo tiene que ser de  intensidad moderada, no intensa.

Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG