Pronóstico de Tutiempo.net

Los comerciantes que tenían sus puestos en la exterminal centran sus expectativas en las fiestas de fin de año.

Vendedores del Paseo de Compras de Oberá coincidieron en la baja de la actividad, aunque igualmente se mantienen con expectativas de que la situación mejore.

El espacio inaugurado a principio del año pasado en la intersección de las avenidas Bárbaro y Misiones de la Capital del Monte agrupa a comerciantes que estaban apostados antes en el predio de la exterminal de ómnibus.
El lugar posee 60 boxes debidamente acondicionados que permiten al consumidor recorrer las ofertas del rubro indumentaria, electrónica, electrodomésticos y accesorios.

Administrado por un Consorcio, todos los puestos están ocupados. “Seguimos con el mismo flujo de gente, hay una cartera de clientes fijos, y aunque las ventas bajaron, entendemos que es por la realidad económica del país. Lo que le pasa a los grandes comercios también nos pasa a nosotros. De todas maneras nos permite vivir de nuestro trabajo”, afirmó a PRIMERA EDICIÓN, Jorge Kasalaba, vicepresidente de la Comisión.
El predio se logró gracias a un esfuerzo conjunto de la Municipalidad y los mercantiles. Cada propietario abona su cuota y asumen en conjunto las obligaciones fijas. “Hace más de un año y medio que estamos acá. Estamos muy bien, conformes con la manera en que marcha todo, mucho más cómodos, esperamos pasar el momento complicado y salir adelante”, agregó Kasalaba.
Aunque existen algunos vendedores que permanecen en la exterminal e incluso se incrementó la cantidad, en el Paseo de Compras entienden que no les representa competencia. “Es función de la Municipalidad controlar eso, no nos molesta, nosotros seguimos con nuestro trabajo acá. Hace un tiempo notamos que crecía la presencia de gente de otros lugares, pero más allá de alertar al ejecutivo, entendemos que ellos deben ocuparse”, aceptó.
Con la cercanía de las fiestas de fin de año, el lugar presenta los habituales productos navideños. “Ya estamos preparados para la venta de los artículos de la época”, reconoció el referente de los trabajadores. Sobre los costos manifestó que sufrieron un incremento importante en relación al año pasado. Explicó que “el aumento es del 50% y más en algunos productos, pero es lo lógico teniendo en cuenta como subió todo”.
Según los vendedores, el tema es mantenerse y apuestan a que la situación se vaya modificando. “Por el momento nos alcanza para vivir, no podemos quejarnos, claro que uno quiere estar mejor, así que esperamos que eso ocurra. Se viene la época de mayor venta y después decae, debemos estar preparados”, subrayó otro de los puesteros.
Fuente: Primera Edicion

Deja tu comentario