Pronóstico de Tutiempo.net

El juez de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, Martín Brítes, emitió la orden de captura nacional e internacional de un ciudadano paraguayo de 21 años que vivía en Puerto Libertad, donde tenía un programa en la radio municipal Eclipse, y que está acusado de haber violado de manera reiterada a su hijastro de 9 años.
El muchacho, llamado Pedro C.M. huyó apenas se enteró de que lo habían denunciado. Antes de escabullirse dejó una nota en la que se declaraba inocente y que afirmaba que escapaba porque estaba al tanto de que habían dispuesto su arresto.
En los próximos días, la víctima, que cursa el tercer grado en la escuela 470 “Carlos Bosetti”, declarará en Cámara Gesell. Esta diligencia se llevará adelante en Eldorado. Aún no hay fecha.
Sobre el hecho se radicaron dos denuncias. Una impulsada ante la Policía por una trabajadora social de la Municipalidad de Libertad, que tomó conocimiento del hecho por parte del establecimiento escolar donde asiste el niño. Precisamente fue clave el papel de las autoridades escolares, porque apenas el pequeño empezó a tener problemas de aprendizaje, dieron intervención al gabinete de psicopedagógico, ante el cual el alumno contó que lo venía padeciendo en su propia casa.
La otra denuncia la radicó la mamá del chico, que se enteró de boca de su hijo de que venía siendo abusado desde hacía casi un año y se presentó ante la Fiscalía de Instrucción de Puerto Iguazú.
Pedro se puso en pareja con la madre del nene, que tiene 30 años y otro hijo de un año y nueve meses, en julio del año pasado. El día de las elecciones presidenciales de octubre, de acuerdo con ambas denuncias, empezaron las violaciones. Ese día, el padrastro habría aprovechado la ausencia de su mujer, que fue a votar a Iguazú, para someter al menor.
De acuerdo con el relato del niño, desde ese día los abusos sucedieron casi todos los sábados y domingos, días en que Pedro tenía su programa de radio de 14 a 17 en la radio Eclipse. En ese testimonio del horror indicó que lo accedía vía anal en la emisora.
Al bajón anímico se sumaron los problemas para leer y escribir. Por suerte, la reacción inmediata de las autoridades escolares y la decisión de la madre de acudir a la Fiscalía pusieron fin a los abusos. Ahora todas las autoridades nacionales y fuerzas de seguridad están al tanto de los datos del conductor radial que mientras intentaba alegrar con música al pueblo sometía a su hijastro. Los exámenes médicos que le practicaron al chico confirmaron los ultrajes.

 

Fuente: Misionesonline

Deja tu comentario