Pronóstico de Tutiempo.net

Un testigo que presenció el asesinato del personal de seguridad, que fue apuñalado este fin de semana, en un pub de Santa Ana. El testigo contó los detalles desde que ocurrió el asesinato y la persecución de la que formó parte. El joven persiguió al agresor con su auto, luego subió a una mujer policía a su vehículo y continuaron la persecución que finalmente terminó con la intervención de varios efectivos para poder reducir al descontrolado joven que amenazaba con matar, con matarse y se pegaba puntazos en el cuerpo.
El joven testigo relató que se encontraba dentro del pub cuando, alrededor de las 2,30 de la mañana, entra un amigo corriendo y dice que le hincaron a Facu, “todos salimos corriendo desesperados y vimos a dos chicos, el que apuñaló (César Castillo), llamaba a pelear en la calle. Con un amigo corrimos en mi auto y lo seguimos al chico, le puse luz alta y le tocaba bocina para que frene, hicimos dos cuadras, doblan y desaparecen”. En ese momento dijo que decidieron bajarse del auto con su amigo y sin saber donde estaban comenzaron a llamar a los agresores a que salgan de donde estaban, cuando un vecino salió y les solicitó que se retiraran del lugar y ellos le contaron lo ocurrido y que posiblemente, estos agresores entraron a su domicilio. Es entonces que el vecino decidió ir por un machete y una linterna y se unió a la búsqueda. “Cuando el vecino sale, enfoca con la linterna y se los ve que en estaban en una casa en construcción. Nosotros llamamos a la policía que esta a menos de dos cuadras del lugar y avisamos que lo teníamos rodeados”, relató.

“Yo acomodé el auto y alumbré hacia la casa, entonces el chico que apuñaló sale solo y nos comienza a llamar a que vayamos a pelear, cuando subí al auto y dije que iba a llamar a la policía sale a correr, hicimos una cuadra, hasta llegar frente a la comisaría, cuando una efectiva policial lo sale a correr, y yo le bajo a mi amigo y le subo a la policía y lo perseguimos, a las tres cuadras, al doblar lo alcanzamos y el chico frena, la policía intentaba calmarlo, pero el se descontroló y le decía que lo mate, se daba puntazos con el cuchillo, y pedía que lo maten o se iba a matar”, describió.

Contó que llegaron más efectivos que intentaban calmarlo, cuando el joven con el cuchillo en la mano amenazaba con matarse y comenzó a romper un auto. El joven agresor siguió caminando y la policía detrás, sin poder reducirlo. El joven testigo del auto siguió al agresor nuevamente, hasta que finamente un móvil con cuatro policías lograron reducirlo, pero debieron dispararle con balas de gomas. “El chico estaba muy sacado, muy drogado, nos decía que nos iba a encontrar, que nos iba a matar”, dijo.

El testigo aseguró que la víctima era una excelente persona. “Siempre con una sonrisa en la cara, nunca faltó el respeto a nadie, nunca sacó mal a nadie del boliche, no entiendo porqué este sujeto hizo eso”, manifestó.

 

Fuente: Radio Libertad/Misionesonline

Deja tu comentario