17:45  

Inicio

La Policía asistió a la mujer que pidió auxilio mediante un video


Compartí en tus Redes

La comisaría de Mártires inició una investigación a partir de la denuncia pública que realizó la vecina Teresa Correa (54), quien grabó un desesperado pedido de auxilio ante la violencia de género que sufre a manos de su concubino.
El caso salió a la luz ayer en las páginas de El Territorio e inmediatamente las autoridades de la Unidad Regional II ordenaron la asistencia a la víctima. Paralelamente, tomaron testimonio a la pareja y a los hijos mayores de Correa, quien el fin de semana se mudó a la precaria vivienda de una de sus hijas que reside en la misma zona, temerosa de algún tipo de represalia por parte del sujeto.
Por su parte, la jefa de la comisaría local, oficial principal Eliana Becker, comentó que se trata de una familia en extremas condiciones de vulnerabilidad, cuestión que a principios de diciembre se oficializó mediante un expediente que se tramita en la Justicia de Familia de Posadas, con jurisdicción en Mártires, aunque hasta el momento no se tomaron medidas de fondo.
Correa es madre de diez hijos, de las cuales dos mujeres tendrían problemas mentales. Se trata de Silvia A. D. (21) y Carmen (29), las que a su vez tienen varios hijos y todos residen bajo el mismo techo en condiciones de hacinamiento.
En el pueblo nadie desconoce los problemas de la familia, pero hasta ahora pocos actuaron en consecuencia para ayudar. Pero por suerte, tal como publicó este diario en la víspera, la semana pasada un remisero obereño tomó conocimiento de los pesares de la mujer y decidió grabarla con su celular para dar a conocer el caso.
La crudeza del testimonio de Correa conmovió a muchas personas, mientras despertó admiración por la actitud del trabajador del volante que se comprometió con ella.
Consultada al respecto, hasta la propia jefa de la Comisaría de Mártires reconoció el gesto del remisero que decidió grabar el video.
Sobre los dichos de la víctima, quien mencionó que días atrás la Policía no le quiso tomar la denuncia por golpes, Becker subrayó que “si bien hace tres meses que estoy acá, siempre le insisto al personal para que tomen todas las denuncias. Después se verá qué curso toma cada una, pero la denuncia siempre hay que tomarla. Además, trabajé en la Comisaría de la Mujer (de Oberá) y estoy muy comprometida con el tema de la violencia de género”.
En este sentido, también argumentó que el concubino y los hijos de Correa mencionaron que la mujer padece problemas mentales, por lo que solicitarán que se le realice estudios médicos.
Por su parte, vecinos del pueblo comentaron que la situación de violencia data de años, al extremo que tiempo atrás la denunciante vivió un tiempo en situación de calle.
“Era hora que hagan algo por Teresa. Ella cobra el salario de madre de siete hijos y en la casa nadie trabaja, todos viven de ella. El marido antes vendía chipa, pero ahora ni eso. Yo más de una vez le dije que le denuncie al marido porque le golpea, pero como es analfabeta y no entiende mucho, el tipo hace lo que quiere”, comentó Roberto, vecino del pueblo.
Además, indicó que llegó a vivir en la calle porque su concubino la echó, al tiempo que alertó sobre presuntos abusos hacia sus propias hijas.

La prueba
El miércoles Correa viajó a Oberá para cobrar sus haberes, tras lo cual se dirigió a un supermercado para realizar las compras del mes y luego regresó en remís.
Por el camino, le comentó sus pesares al conductor. Aseguró que su pareja la golpea con varas y garrotes, al igual que a sus hijos.
Impotente ante el relato, el remisero decidió grabar el testimonio de la mujer con su teléfono celular, tras lo cual envió el video a esta corresponsalía.
“Necesito ayuda para mis hijos. Tengo esposo, pero vivo golpeada. Por mí quiero que le saquen de al lado. Tengo ocho hijos, una hija con bebés y también le maltrata, les golpea y le mezquina las cosas. Si hay leche o algo, no les da”, detalló Correa.
En la misma filmación, contó que “hace cuatro días me dejó renegrida mis piernas, me pegó con garrote”, al tiempo que manifestó que la comisaría local conoce sus pesares: “Fui golpeada a la Policía, pero no me dieron artículo”.

 

Fuente: territoriodigital

Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG