14:34  

Inicio

Enfermedades de transmisión sexual: “Hablar de sexo previene, da calidad de vida y salud”


Compartí en tus Redes

En un mundo en aislamiento social -en distintas fases por regiones- para intentar frenar la pandemia de coronavirus, la importancia de la salud pública y del compromiso comunitario se han puesto en el tope de la agenda política, sanitaria y de los medios de comunicación, por lo que se replica en los hogares.

En este contexto de debate permanente sobre el impacto de los hábitos personales de cuidado en el plano colectivo se abre también una posibilidad de diálogo acerca de otras temáticas en relación a la salud que no suelen tener mucho espacio.
Entre los tópicos poco abordados con la seriedad requerida se cuentan las enfermedades de transmisión sexual (ETS), su prevención, diagnóstico temprano y posibilidad de tratamiento y/o cura.
El médico ginecólogo Juan Carlos Mancini, director del Hospital Baliña, en entrevista con El Territorio, sostuvo: “Que estemos en cuarentena y que la cuestión de la salud esté en boca de todos es una oportunidad única para hablar de la prevención de las enfermedades de transmisión sexual, aunque claro que debería ser un tema del que debe hablarse siempre, con claridad, con información científica, con confianza”.
El Hospital Baliña es un centro de referencia en la atención de enfermedades infectocontagiosas y en el mismo predio, ubicado en el oeste posadeño, funcionan además los programas provinciales de ETS-VIH y lepra.
“Lo primero que tenemos que saber es que las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes, como la sífilis, tricomoniasis, clamidia o las secreciones genitales que pueden evidenciar infecciones, tienen, cada una, un diagnóstico que se hace mediante análisis sencillos y específicos y que un médico puede indicar un tratamiento”.
Aunque remarcó: “Lo mejor es la prevención con el uso de preservativos para las relaciones sexuales, sean genitales u orales. Siempre es mejor prevenir, también es una buena práctica realizarse los exámenes de ETS regularmente o si se va a comenzar una pareja monógama que quiere tener relaciones sin protección, estar seguros de que están sanos”.
El médico realizó un paralelismo entre la situación epidemiológica actual por el Covid-19, que conlleva una carrera para dar con una vacuna o un medicamento y los saltos que significaron en la historia de la ciencia el desarrollo de antibióticos y antivirales.
“Con el descubrimiento y desarrollo industrial de la penicilina se pudieron tratar muchas infecciones, sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial. Hasta hoy día la penicilina natural y sus derivados se utilizan mucho”. Ejemplificó que la penicilina G benzatina es el agente más utilizado para el tratamiento de la sífilis temprana. “La infección se detecta con un estudio serológico y el tratamiento consiste en la aplicación de cuatro ampollas, una por semana, con solvente indoloro, y la infección -que es bacteriana- se cura”, dijo.
En esta línea reseñó que también fue revolucionario el logro de un medicamento para la lepra, causada por la bacteria Mycobacterium leprae.

“Además de los antibióticos, el desarrollo de antivirales fue importantísimo para infecciones, que en su momento también fueron epidemias y pandemias como el HIV”, añadió y ponderó que al mismo tiempo que la ciencia y la medicina estudian y desarrollan protocolos clínicos y farmacológicos para el tratamiento, “hay que decir que como población también tenemos la responsabilidad de cuidarnos, de adoptar hábitos de cuidado e higiene. En el caso de las ETS, la utilización correcta de preservativos es fundamental, además hay que realizarse chequeos regulares y tener el compromiso de realizar el tratamiento si se es positivo”.

Información y cuidados
 
El médico consideró que en la actualidad es esencial que los padres hablen con sus hijos del sexo y que los chicos tengan acceso a educación sexual de calidad y a métodos de prevención de enfermedades y embarazos no planeados.
“Los médicos en la consulta con adolescentes, varones y mujeres, deben promover que la información esté, que los chicos tengan acceso a preservativos, porque el inicio de las relaciones sexuales se da a edades cada vez más tempranas”, advirtió.

En su experiencia como médico en el sector público y privado pudo relevar que hay factores que pesan mucho al momento de que una población sea más vulnerable a contraer una ETS, como las condiciones sociosanitarias y de educación, el hacinamiento, la poca instrucción, la falta de oportunidades educativas y laborales.

“En mi experiencia en consultorio, es más habitual que aparezcan enfermedades como sífilis y otras ETS en la población más vulnerable y en estos casos además se da la problemática de que el diagnóstico sea tardío”.

Por ello, Mancini apuntó que es muy importante que el ginecólogo realice una entrevista pormenorizada a sus pacientes, “es necesario indagar sobre si hay conductas de riesgo como múltiples parejas sexuales sin protección. La sospecha del médico hace que haya una búsqueda activa del diagnóstico y tratamiento”.
En tanto, instruyó que en el caso de los controles prenatales está indicado siempre los estudios sobre ETS como VIH, hepatitis virales,sífilis y otras enfermedades -como toxoplasmosis- que pueden afectar a la madre o transmitir al feto o al bebé en el parto.

Sífilis
 

En cuanto a la sífilis expuso que el riesgo de circulación de esta enfermedad es alto porque suele ser silenciosa y no da síntomas.

“En los varones suele aparecer en el pene un chancro, que es como una úlcera no dolorosa y que a los días se va, si la persona no acude al médico la infección queda latente y puede transmitir a sus compañeros sexuales, luego a los meses aparecen unas manchas rosadas o ganglios inguinales, fiebre. En las mujeres las lesiones suelen ser internas y por eso se ven sólo con un examen. En las embarazadas se puede dar transmisión vertical y afecta a la salud del bebé. Es más raro que los adultos desarrollen síntomas, pero con el tiempo y sin tratamiento la enfermedad puede llegar a ser grave y afectar órganos”, describió.

En Misiones, según las últimas estadísticas sobre ETS publicadas por el Ministerio de Salud de la Nación en diciembre pasado, los casos positivos de sífilis aumentaron 70% entre 2018 y 2019. En 2018 se notificaron 308 positivos de sífilis y al año siguiente la cifra trepó a 524. La prevalencia es mayor en mujeres.
“Yo no tengo cifras a nivel provincial sobre sífilis, puedo decir sí que en la práctica médica, en el consultorio, se ven casos de ETS, sobre todo en mujeres porque son las que deben realizarse el examen en caso de embarazo y si dan positivo se trata a la mujer y su pareja” contó Mancini.

Sensibilización y barreras
 
Acerca de la sensibilización social sobre ETS apreció que “la gente tiene alguna información, depende también del nivel de instrucción. Hay enfermedades más silenciosas como la sífilis y otras que son más molestas como la gonorrea, que por suerte no tiene mucha incidencia en nuestra provincia. Hay que decir que las personas que desarrollan estas ETS también pueden estar más expuestas a adquirir HIV, en el sentido de que hay una conducta sexual de riesgo”.

Y finalizó: “En cuanto al sexo hay muchos tabúes, falta de información o desinformación que por ahí son una barrera para el sexo seguro. Cuestiones culturales, como el machismo, que se ve mucho en no querer cuidarse con preservativos aunque se tengan múltiples parejas, también el desconocimiento en la correcta manipulación de juguetes sexuales”, graficó. Además, “la dimensión socioambiental es un factor a tener en cuenta, los abusos. Por todo esto, siempre, siempre es mejor hablar de sexo: es salud, es prevención y es calidad de vida”.

Fuente: El Territorio

Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG