EN VIVO Streaming Radio

Policiales

Cambio la calificación del caso del joven que fue brutalmente golpeado, de lesiones leves a tentativa de homicidio

15/07/22

Compartí en tus Redes

Lucas Centurión (23) se encuentra internado desde hace 18 días en coma inducido en el Madariaga, tras haber recibido una golpiza por dos desconocidos en un confuso episodio ocurrido el día que festejaba su cumpleaños, el 26 de junio a la madrugada, en Apóstoles.

La calificación en contra de Juan Ramón A. (52) y Mario José V. (53) cambió de lesiones leves a tentativa de homicidio. La víctima continúa en coma inducido en el Madariaga

Inicialmente el hecho había sido registrado por efectivos policiales como un incidente vial en tanto que Lucas y su amigo, quien iba de acompañante en su motocicleta, terminaron tendidos sobre el asfalto con graves golpes.

Sin embargo, los golpes no fueron producto exclusivamente de la caída sino que previo a ello Lucas había tenido un cruce con un hombre que conducía un automóvil al que, aparentemente, el joven había rozado con su moto.

Posterior a ello los sucesos fueron confusos, pero lo cierto es que Lucas continúa en terapia intensiva por haber recibido una golpiza cuando yacía inconsciente en el suelo.

La situación fue registrada en parte por las cámaras de seguridad de un local comercial al que Lucas ingresó y que al salir se encontró con el hombre que lo increpó.

Además, la empleada del negocio fue testigo presencial del posterior ataque y, en ese sentido, clave para las investigaciones.

La causa había sido caratulada como “lesiones menores” y los implicados fueron identificados como Juan Ramón A. (52) y Mario José V. (53), pero fuentes ligadas al expediente informaron el martes al padre de Lucas que la carátula cambió.

Debido a los registros fílmicos, a los testigos presenciales que dieron su versión del hecho además del delicado estado de salud del joven, una fuente judicial le explicó al progenitor que la carátula cambió a “tentativa de homicidio” y, en este contexto, los agresores ya se encuentran detenidos mientras continúan las investigaciones.

Según comentó el hermano de Lucas a El Territorio, el joven continúa sedado y su organismo reaccionó bien a la traqueotomía que debieron hacerle ante la necesidad de cambiar de sistema de ayuda respiratoria.

Esto se debió a que luego de más de dos semanas de estar entubado, era preciso liberar las vías respiratorias superiores.

Por otro lado, según el parte médico que recibió la madre de Lucas en horas de la mañana de ayer fuera del Hospital Ramón Madariaga, los profesionales decidieron bajar paulatinamente los sedantes para permitir que el joven se despierte lentamente y así puedan evaluar la respuesta a los estímulos naturales.

Además de ello, el objetivo es observar los movimientos de sus extremidades, en tanto que su cerebro continúa drenando sangre luego de la golpiza que le provocó un traumatismo de cráneo.

La mejoría llevará alrededor de un mes, según comentaron. En este contexto, no descartan secuelas neurológicas severas como también parálisis de manos o pies.

Al proceso de recuperación de los politraumatismos graves, la fractura del orbital derecho y del maxilar superior se suma un cuadro infeccioso en los pulmones, relacionado con la contusión sufrida por los golpes.

Violento episodio

En la noche del sábado 25, Lucas (23) cumplió años y se reunió con amigos en su casa. Luego, se dirigieron a un evento que se realizó en su ciudad, según relató Cristina Martínez, su madre.

En un momento de la noche, junto a un amigo,  Lucas se dirigió en su motocicleta a un almacén cercano, sobre la avenida Sarmiento, de Apóstoles, y desde allí los eventos fueron confusos y violentos.

A partir de un encontronazo con los hombres, identificados como Juan Ramón A. (52) y Mario José V. (53), la compra culminó con el joven cumpleañero tirado e inconsciente en la cinta asfáltica con graves golpes.

“Dice que supuestamente él (Lucas) rozó el auto con la moto, no le rayó ni nada, simplemente se habrá acercado al auto y el tipo le empezó a insultar. Eso se ve en las cámaras de seguridad del local”, comentó la madre.

Al relato del episodio, agregó que los dos hombres, luego de ese roce, los esperaron en la puerta del comercio por lo que las imágenes quedaron registradas.

“Se ve cuando Lucas sale de comprar y este señor lo está esperando afuera. Cuando Lucas sale, le empieza a decir cosas y él, en todo momento, se empieza a correr y a decir ‘ya está, está todo bien’, incluso se ve cómo mi hijo le pasa la mano por el hombro y después se retira del lugar”, comentó en relación a lo registrado por las filmaciones del local.

El amigo de Lucas, quien iba de acompañante en la moto, le explicó a Cristina que los hombres los interceptaron y por eso cayeron al asfalto.

Ya en el piso recibió patadas por todo el cuerpo, pero el muchacho logró salir a correr. Al darse cuenta de que su amigo quedó inconsciente tirado en el piso volvió al lugar.

Allí vio que Lucas ya estaba siendo asistido por la joven trabajadora del local comercial.

“Ella vio todo lo que pasó y dijo que el tipo le estaba pegando, que mi hijo estaba inconsciente. Ella trató de pedir auxilio y cuando se dio vuelta, el tipo le tenía del cuello a mi hijo, que estaba boca arriba, no sé si lo quería levantar o apretar. Ahí ella fue quien llamó tres veces al 911”, relató Cristina.

“La chica contó todo de una forma tan valiente y admirable. Es como que le salvó la vida dos veces”, refirió la mujer, en tanto que la joven intervino en el ataque y, según los testimonios, evitó que Lucas se ahogue allí mismo porque le movió la cabeza hacia un costado cuando vio que estaba vomitando sangre.

“No hay palabras de agradecimiento por eso y por dar su testimonio y contar la verdad”, afirmó Cristina con la voz entrecortada por la angustia de tener a su hijo internado hace más de diez días.

Por otra parte, la mujer mostró descontento con el accionar de los efectivos de la Policía que, según otro amigo de Lucas que llegó al lugar, se preocuparon por solicitar los papeles de la moto y no se ocuparon de retener a los hombres involucrados en la agresión.

Según un informe policial, uno de los hombres se habría interpuesto en el camino de Centurión para retenerlo y el joven lo embistió, motivo por el cual ambos fueron trasladados al hospital.

Mario Jorge V., quien conducía el automóvil, arrojó positivo al alcotest con 1,34 de alcohol en sangre por lo que se labró acta de infracción, se procedió a la retención preventiva del vehículo y licencia de conducir, así también se lo detuvo esa misma noche, pero fue liberado horas después.

En la denuncia que realizó Graciela, además de las testimoniales brindadas por la trabajadora del comercio y el amigo que acompañaba a Lucas, presentaron los videos de las cámaras de seguridad para constatar que el joven no agredió a los hombres y que tampoco se trató de un incidente vial.

“Gracias a las filmaciones yo puedo decir que no fue un accidente, que a mi hijo lo golpearon”, aseguró la progenitora, que todos los días viaja junto a su marido desde Apóstoles hacia Posadas para ver a su hijo y recibir las novedades médicas.

Fuente, El Territorio.

Compartí en tus Redes

Últimas noticias