EN VIVO Streaming Radio

Policiales

Después de dos largos años fueron repatriados los restos del pequeño Misionero asesinado en Brasil

14/07/22

Compartí en tus Redes

Luego de más de dos años de espera de su familia y de trámites burocráticos, el cuerpo de Martín Alexander Figueredo (3 años) fue sepultado en el cementerio de Eldorado. La madre y el padrastro fueron condenados a penas de 34 y 37 años, respectivamente.

Dos años y tres meses debió esperar Damián Figueredo para poder cerrar un triste y tedioso proceso de idas y vueltas que lo tuvo de puerta en puerta. Todo esto para poder despedir en Eldorado los restos de su hijo Martín Alexander, el pequeño de 3 años que en abril de 2020 murió en un hospital de Dionisio Cerqueira, Brasil, a causa de los múltiples golpes que sufrió de parte de su madre Fernanda Fidelina Vázquez (24) y su padrastro Paulo Hernán Álvez (25), ambos condenados en diciembre del año pasado por la Justicia del vecino país a purgar penas de entre 34 y 37 años de cárcel por dichas torturas.

Luego de una ardua gestión diplomática entre Argentina y Brasil, ayer a la mañana se concretó el trámite de repatriación y el posterior traslado a Misiones de los restos de la criatura, que durante el tiempo que llevó la investigación del caso tuvo que ser sepultado en el municipio de Bom Jesús do Sul.

Acompañados por la abogada Blanca Núñez, quien asesoró desde un principio a la familia paterna del chico y además los representó en el debate condenatorio a los responsables del crimen, Damián y su mamá Gloria García pudieron darle sepultura a Martín en el cementerio del kilómetro 4 de la Capital del Trabajo.

Todo esto durante una emotiva e íntima ceremonia en la que apenas un puñado de familiares y amigos más cercanos al padre de la criatura estuvieron presentes y escucharon atentamente las palabras de un cura que ofició la misa en memoria del chico.

Damián se mostró muy conmocionado durante el sepelio de su pequeño.

“Ahora se está cerrando una parte muy dolorosa para todos y que no hay palabras para poder expresar lo que sentimos. Creo que este dolor no se va ir nunca, quizás va cesar, pero el dolor va quedar dentro nuestro. Ahora estoy un poco tranquila porque Martín está en compañía de las personas que lo querían. Yo sentía que estaba solo y gracias a cada persona que estuvo acompañando en estos dos años y tres meses Martín está acá en Eldorado”, reflexionó Gloria García, abuela paterna, visiblemente afectada por la despedida.

La mujer también se tomó unos segundos para agradecer a todos aquellos que durante estos más de dos años dieron su aporte para poder lograr la repatriación.

“Gracias a la doctora Blanca hoy le tenemos acá a Martín. También al servicio excepcional de Brasil que aceleró todo de un día para el otro. No hay con qué pagar el gesto que tuvieron muchas personas para con mi familia y con Martín”, agregó la mujer.

Por su parte, la abogada Núñez habló sobre cómo vivió la familia el periodo de espera para lograr traer los restos del pequeño a la Tierra Colorada.

“Seguimos trabajando con el Ministerio Público de la comarca de Barracao, especialmente con el doctor Felipe Lyra Da Cunha y la doctora Patricia Pintos que tanto nos ayudaron en todo el proceso. También la doctora Claudia Scapin que nos ayudó mucho cuando la frontera estaba cerrada, el ex prefeito César y el actual  prefeito Helio José Surdi y el  doctor Marcio Machado de Souza, abogado de la prefeitura de Bom Jesús do Sul, que cubrieron los gastos de exhumación y remoción, cajón y traslado dentro de Brasil”. A su vez destacó a Horacio Descamps, encargado los trámites aduaneros.

Y añadió: “Si bien acá soy más la cara visible como asesora de la familia, no podría hacerlo sin tanta colaboración y trabajo incansable de todo este tiempo de tantas personas, instituciones, profesionales  que ayudaron para lograr esto. Al intendente de Irigoyen, a la directora del hospital, al servicio de traslado de la provincia. Al gobierno de Misiones que a través del  ministro de Salud Oscar Alarcón y de Gastón Roux (de la Unidad de Traslado), hicieron el traslado desde la Aduana de Argentina hasta Eldorado”.

 

Golpes y abandono

El fallecimiento de Martín fue certificado el 5 de abril de 2020 en el hospital de Dionisio Cerqueira -frente a Bernardo de Irigoyen- y la primera versión aportada por Fernanda Vázquez fue que su hijo se había golpeado durante una caída accidental.

Sin embargo, los estudios forenses detectaron que el deceso del niño se debió a una grave hemorragia producida por agresiones físicas de reciente y de vieja data, lo que expuso el contexto de extrema violencia familiar en la que Alexander vivía junto a su madre y a su padrastro, Paulo, que también quedó inmediatamente detenido.

A partir de estas revelaciones, la Justicia brasileña comenzó a trabajar en el caso. En primera instancia la pareja volvió afirmar que el hecho se trató de un accidente, pero durante los interrogatorios incurrieron en contradicciones y finalmente admitieron que el niño era golpeado por ambos.

“Aunque existen pequeñas contradicciones en las versiones de la madre y el padrastro, una cosa es segura: fue un crimen brutal y desagradable, que victimizó a un ángel de sólo 3 años”, clarificó en su momento Emerson Ferreira, jefe de la Policía Civil de Barracao y parte de la investigación del hecho.

El caso llegó a instancia de debate a mediados de diciembre pasado, pero con una particularidad. Y es que dos meses antes de su inicio, la madre se fugó de la Prisión Pública de Santo Antonio do Sudoeste, en donde aguardaba ser juzgada.

Sin que esto sea un impedimento para que se concrete el juicio, el 17 de diciembre en Barracao, localidad del estado brasileño de Paraná y limítrofe con Bernardo de Irigoyen, los dos misioneros fueron condenados por “homicidio calificado por motivo fútil, medio cruel y recurso que imposibilitó la defensa de la víctima”.

Vázquez recibió la pena de 34 años, dos meses y dos días; mientras que Alvez fue condenado a 37 años y dos meses de reclusión. El cumplimiento de la pena será de régimen cerrado, por lo que los imputados tendrán que cumplirla en su totalidad.

Captura en Misiones

Finalmente, luego de 116 días de búsqueda, en la madrugada del 10 de febrero de este año, la madre de Martín fue atrapada en Eldorado por efectivos de la Unidad Regional III de la Policía de Misiones.

La detención de la joven se concretó en la vivienda de su hermana, ubicada en el barrio San Cayetano, del kilómetro 4 de la Capital del Trabajo. Y en el operativo también colaboró una comisión de la delegación local de la Policía Federal (PFA), que brindó apoyo en la logística para concretar el arresto.

Fuente, El Territorio.

Compartí en tus Redes

Últimas noticias