EN VIVO Streaming Radio
banner

Policiales

«Ella sigue en su casa, cobrando su sueldo y con todas las comodidades», El caso del Hogar del terror en Virasoro sigue en suspenso, no hay avances

22/06/22

Compartí en tus Redes

«Llama la atención el tiempo que pasó desde la exhumación del cuerpo y aún no tenemos los resultados, no solamente de la autopsia sinó de los teléfonos que incautaron oportunamente para saber qué pasó ese día con Claudio», expresó Eduardo Etchegaray, abogado querellante en la causa «Hogares de Virasoro» que investiga presuntos abusos a menores, violencia hacia los chicos alojados e incluso la muerte del menor Claudio Florez.

A dos meses de la segunda autopsia al cuerpo de Claudio Florez, el menor de 14 años a quien encontraron muerto en el hogar de niños, el abogado querellante, la madrina solidaria de Claudio, y la comunidad de Virasoro, piden celeridad.

«El caso amerita que la justicia le dé prioridad porque acá hay una muerte de un chico en un hogar de niños. Y el hecho es gravísimo. Y a raíz de la muerte se descubrieron también los abusos y maltratos que recibían los chicos que pasaron por la dirección de Sonia Prystupczuk», agregó el abogado correntino.

Respecto a cómo continúa la causa, Etchegaray dijo: «Estamos esperando el resultado de las pericias. Ya no queda gente por declarar, no hay notificaciones. Después de las pericias seguramente varios van a tener que dar explicaciones. Queremos que se sepa la verdad pronto, rápido y con celeridad. Pedimos justicia».

Otro de los cuestionamientos en torno al caso de los Hogares de Virasoro es la figura de la ex coordinadora de los dispositivos de menores. «Por qué tantos cuidados hacia Prystupczuk.

Ella sigue en su casa, cobrando su sueldo y con todas las comodidades», cuestionó y en esa línea afirmó que «en el caso de la muerte dudosa de Claudio Florez aún no hay imputados, pero sí muchos responsables que debían haber velado por su vida».

Patricia Ramos, quien lidera el pedido de Justicia, remarcó: «Acá la víctima fatal es Claudio, pero todos los niños que vivieron bajo la custodia del hogar son sobrevivientes, pasaron  hambre, sufrieron castigos, encierros y abusos. Y aún lo siguen pasando. Esto no terminó».

«Estos funcionarios siguen con su vida pagada por todos, pero los niños a veces no tienen ni para comer. Josué, el hermano menor de Claudio, necesita acompañante terapéutico pero no pueden pagarlo, muchos son sus traumas, los costos de la psicóloga y alimentos diarios están solventados entre la solidaridad de los vecinos. Las víctimas tienen cero asistencia, es decir, increíblemente siguen siendo abandonados por el Estado», lamentó.

Fuente, El Territorio,

Compartí en tus Redes

Últimas noticias