EN VIVO Streaming Radio
banner

Policiales

Familiares de Devora y Gabriela ayer marcharon pidiendo avances sobre el caso

22/03/22

Compartí en tus Redes

Durante la mañana de ayer, los familiares de Débora Elizalde (24) y Gabriela Agüero (39) marcharon por las calles de Puerto Iguazú y luego se presentaron en las instalaciones del Juzgado de Instrucción Tres, de la mencionada localidad, a fin de obtener respuestas acerca del avance de la causa.
Asimismo, se presentaron para conocer detalles del trabajo de las fuerzas de seguridad en la búsqueda y captura de Sergio Kozak, indicado como el autor del hecho de violencia que se cobró la vida de madre e hija en la madrugada del 21 de febrero.

Por tanto, cerca de las 9 de la mañana marcharon, con carteles y un megáfono, con el acompañamiento de la agrupación Mujeres Autoconvocadas de Iguazú, con quienes también realizaron una pegatina en la plaza San Martín con la fotografía de Kozak para alertar a la comunidad acerca del caso y solicitando que ante cualquier información, la comuniquen a la policía.

El recorrido, en tanto, culminó en el Juzgado de Instrucción Tres donde, tras la espera de alrededor de una hora, fueron recibidos por el juez Martin Brites.

En ese contexto de marcha y pedido de Justicia, según trascendió, los familiares se quedaron con muchas preguntas por hacer ya que el sumario y la investigación aún no llegaron a manos de las autoridades del juzgado, por parte de la comisaría de San Antonio, pese a que el hecho ocurrió hace un mes.

El padre y abuelo de las víctimas, Jorge Desiderio Agüero (70), expresó: “Vine porque necesito saber qué es lo que está pasando, por qué el asesino de mi hija y nieta aún no está tras las rejas. Hasta que no esté preso no tendremos paz. Y voy a seguir pidiendo justicia, nadie merece esto”.

Según supo este matutino, el hombre salió de San Antonio a las 4 de la mañana acompañado de su hija Carmen y otros allegados con el objetivo de conocer el estado de la causa y el número de expediente debido a que la bebé de un año de Gabriela quedó a su cargo, por lo que, según el testimonio del hombre, le han solicitado esa información desde algunas instituciones para realizar trámites vinculados a la menor.

Por su parte, Carmen Agüero, hermana y tía de las víctimas, manifestó: “Yo era una persona tímida, era Gabriela la que no se callaba, la que iba se metía y se hacía escuchar. Ahora que ella no está, yo soy la que tomó su lugar y voy a pedir justicia, a reclamar todas las veces que sea necesario. Kozak está libre porque todos lo encubrieron y lo ayudaron a escaparse. Esto no va a quedar así”.

Sergio Kozak se encuentra prófugo.

Agregó: “Queremos saber por qué no allanaron el departamento de Kozak, por qué la ex mujer no está presa por cómplice, porqué ella tenía la llave de la camioneta que la abandonó en la ruta. Ella le llevó todas las cosas de Kozak del departamento”.

Asimismo reclamó: “¿Por qué no congelaron las cuentas de Kozak? Lo están financiando, siguen permitiendo que siga su vida normal, mientras nosotros no podemos entender qué pasó. El recuerdo de los cuerpos tirados frente a la casa de mi mamá, no se borra. Esto es muy injusto”.

Es por lo mencionado anteriormente que la familia, que fue en busca de respuestas sobre la causa y para gestionar la tenencia de la bebé de un año de Gabriela Agüero, según sus testimonios, regresaron con bronca e impotencia al enterarse de que la causa está más estancada de lo que ellos pensaban.

La trágica madrugada
El doble femicidio de Gabriela y su hija Débora fue cometido el lunes 21 de febrero, poco antes de las 4 de la madrugada.

El femicida, Sergio Kozak, fue filmado por una cámara de seguridad cuando ejecutó a sangre fría y a corta distancia a las mujeres, a quienes persiguió desde el paraje Gramado, distante unos diez kilómetros de San Antonio.

Según las pesquisas, una vez que las tuvo a su merced desenfundó un revólver calibre 38 y ejecutó a ambas a corta distancia. Un hijo y hermano de las víctimas fue testigo presencial de la secuencia y detalló que incluso antes, el sujeto intentó atropellarlas con su vehículo.

Finalmente el joven forcejeó y pudo desarmar al asesino pero el ataque mortal ya se había producido. Mientras trataba de socorrer a su familia el atacante huyó.

Pasadas las 9 de esa mañana fue encontrado el vehículo, desde el cual perpetró el ataque, en un paraje distante unos 5 kilómetros del centro de la localidad.

El automóvil estaba abandonado y con las puertas trabadas en una propiedad que el sospechoso habría adquirido recientemente.

Kozak sigue prófugo pero es intensamente buscado y tiene un pedido de captura internacional emitido por Interpol. También se ofreció, desde el Ministerio de Gobierno de Misiones, 1.000.000 de pesos de recompensa a quienes ofrezcan datos o informaciones en sede policial o a través de la línea 911.

Fuentes del caso consultadas por este medio expresaron respecto a la búsqueda del prófugo que se siguieron varias pistas en base de declaraciones de vecinos, pero ninguno arrojó resultados válidos para la investigación.

Compartí en tus Redes

Últimas noticias