09:46  

Inicio

Fiorella Aghem y otro femicidio que sacude a toda la provincia


Compartí en tus Redes
Los peores presagios en torno a Fiorella Itatí Aghem (20) se terminaron de confirmar ayer al mediodía, cuando su cadáver fue encontrado en medio de un yerbal de San Vicente y la sociedad misionera, que todavía sigue dolida por el crimen de María Belén González (17) en Posadas, ahora ya llora una segunda víctima de femicidio en menos de un mes.
El cuerpo de la joven fue hallado en medio de una plantación de yerba mate ubicada en inmediaciones a una zona conocida como La Ripiera o La Cantera de San Vicente y como principal sospechoso del hecho ya está detenido su ex novio, Leopoldo B. (21), quien ayer regresó de Brasil y fue aprehendido en El Soberbio.
Tal como viene publicando El Territorio desde el fin de semana, la joven estudiante universitaria se encontraba en condición de desaparecida desde el jueves a la noche, cuando no regresó a su casa y sus familiares decidieron radicar la correspondiente denuncia.
En la exposición policial hecha ante la Comisaría Segunda de San Vicente, los familiares de Fiorella señalaron desde un principio un dato elevó el nivel de alerta: la joven tenía un ex novio al cual había denunciado varias veces por hechos de violencia.
Esta información ubicó al muchacho en el centro de las sospechas y las suspicacias se profundizaron cuando se supo que el viernes -un día después de la desaparición de Fiorella- él había viajado a un encuentro de jeeps desarrollado en Horizontina, Brasil, a unos 70 kilómetros de la frontera.
La incertidumbre, la angustia y la desesperación fueron aumentando conforme al paso de las horas y los días, al igual que los indicios que podían hacer suponer que a Fiorella le podía haber pasado lo peor.
“Yo no duermo ni como desde el viernes, estamos destrozados. Quiero a mi hija ya. Nunca nos pasó algo así y ya no sabemos qué hacer”, había expresado casi a modo de súplica su madre, Mercedes Pereyra, en diálogo con este matutino el domingo luego de finalizar otro día de búsqueda y rastrillajes en una chacra del padre del sospechoso.
El oscuro manto en el cual se enmarcaba la desaparición de Fiorella terminó por develarse ayer, cuando un hombre se topó con su cadáver en medio de un yerbal y el caso se transformó en el segundo femicidio del año en Misiones.
De acuerdo a lo consignado por fuentes policiales, el cadáver fue encontrado cerca de las 12.30 mientras un hombre realizaba labores de pulverización en medio de una plantación de yerba mate cerca La Ripiera, predio al cual se accede por un camino terrado y dista a unos 4.000 metros aproximadamente de la ruta nacional 14, a la altura del kilómetro 969. El lugar está lado de una propiedad del padre del detenido.
De inmediato el hombre comunicó el hallazgo a la Policía y una comisión de la Unidad Regional VIII acudió al lugar y constató la escena. Las fuentes señalaron que la muchacha estaba vestida, con el rostro desfigurado y un cable o soga en el cuello.
Tras las labores de rigor en la escena, el cuerpo fue trasladado hasta la morgue para el correspondiente examen de autopsia en el cual se terminará de confirmar la causal y la mecánica de la muerte.

Detención e indicios
El hallazgo se produjo dos horas después de la detención de su ex novio, quien fue aprehendido en El Soberbio apenas regresó de Brasil.
Las fuentes señalaron que la demora de Leopoldo B. fue concretada cerca de las 10.30 y, si bien en ese momento aún no se conocía la muerte de Fiorella, en contra del muchacho los pesquisas ya habían recolectado indicios concretos que lo ubicaban como principal sospechoso.
Es que, durante la jornada del domingo, además de los rastrillajes efectuados en dos chacras vinculadas al sospechoso, los pesquisas además realizaron un allanamiento en su vivienda e incautaron tres vehículos que fueron sometidos a pericias.
De allí obtuvieron información clave. Los voceros consultados detallaron que los rodados incautados fueron dos camionetas Ford Ranger y un automóvil Peugeot 206, los cuales fueron sometidos a pericias con luminol y en uno de ellos el resultado fue positivo.
De acuerdo a las fuentes, el reactivo de luminol dio resultado positivo en una Ranger dominio KHX-529 y este dato hace suponer ahora que dicho vehículo pudo haber sido utilizado para la comisión del hecho o para el traslado del cuerpo hasta el lugar donde finalmente fue encontrado.
De igual forma, las muestras recolectadas deberán ser preservadas y sometidas a más pericias científicas para terminar de confirmar si se trata de sangre perteneciente a la víctima.
Las fuentes añadieron que además secuestraron el teléfono celular del detenido, el cual también será sometido a pericias.
De esta forma, Leopoldo B. quedó detenido y prácticamente acorralado por los indicios en su contra. El sujeto quedó alojado en una celda policial de San Vicente y está a disposición del Juzgado de Instrucción Tres, a cargo del magistrado Gerardo Casco.
“Las sospechas son directas a un ex novio de ella, con quien tuvo tres años de noviazgo hasta que empezaron las agresiones, a quitarle el teléfono. Dos veces le quitó el teléfono. Mi hija hizo varias denuncias, yo tengo acá todas las denuncias, intenté ayudarle a que ella salga de esa relación”, había expresado el fin de semana la madre de la víctima a este matutino. Sus palabras, lastimosamente, parecen no haber sido erradas.

El viernes, marcha en San Vicente

La comunidad sanvicentina sufrió a la par de la familia Aghem todas estas horas de angustia e incertidumbre y ahora sienten que deben seguir acompañando y saliendo a las calles a reclamar justicia y seguridad para las mujeres. Tal es así que, apenas conocido el hallazgo del cuerpo de Fiorella, familiares y amigos de la víctima comenzaron a convocar una marcha que se realizará el viernes, en el marco del Día de la Mujer. Según indicaron, la movilización tendrá el objetivo de pedir justicia, arrancará a las 18 en la Casa de la Cultura de San Vicente y la consigna será: “Hoy le pasó a ella, mañana nos puede pasar a cualquiera de nosotras”. A su vez, en Posadas también está prevista una marcha ese mismo día y el pedido de justicia por Fiorella también estará presente. La concentración arrancará a las 16 en el mástil y la marcha avanzará hasta la plaza 9 de Julio.

Horas de angustia..

Fiorella salió de su casa el jueves a las 21 y nunca más volvió. Al día siguiente, su familia radicó la denuncia por su desaparición y su cuerpo fue encontrado ayer al mediodía.

“El pedido de justicia ahora es tarde, esto no tenía que haber pasado”

“Es el peor final. A mí es como que me sacaron los brazos. No tengo más ganas de seguir. Ella era la primera, era todo para mí”.
Las palabras grafican a la perfección lo que el rostro de Mercedes demuestra. Una madre quebrada, triste y también con bronca, porque los alertas de su hija fueron varios y siente que nadie hizo lo suficiente para mantenerla protegida.
La mujer recibió a El Territorio ayer a la tarde en su casa, mientras recibía el apoyo de toda la familia y aguardaban que la Justicia libere el cuerpo de la muchacha una vez culminada la autopsia.
Mercedes recordó las denuncias realizadas por Fiorella y los hechos de violencia que sufrió su hija. “La primera denuncia fue por maltratos y porque le sacó el teléfono celular. Esa vez la llevó hasta picada Zulma y la quiso matar allá. Después de eso la acompañé a hacer la denuncia y una oficial se negó a tomarle, le dijo que sólo ameritaba una exposición. Yo quise entrar con ella pero no me dejaron. Le convencieron a hacer una exposición y no una denuncia. Esa fue la primera vez. Yo le dije que le deje al tipo, que yo la iba a ayudar, pero se tenía que separar, era una relación muy enfermiza”, recordó Mercedes.
Y continuó: “A las dos semanas me dijo que se iba a encontrar con él de nuevo, que estaban enamorados. Yo no la dejé, pero él le presionaba y terminó encontrándose otra vez y él le volvió a sacar el celular nuevo que yo le había comprado. Esa vez apareció a las 6 de la mañana todo con moretones en el brazo”.
Respecto de lo sucedido el jueves cuando Fiorella salió de casa y nunca más volvió, su madre recordó que “tenemos vecinos que lo vieron a él acá arriba y quedó en las cámaras. Él siempre la secuestraba. Una vez le quiso ahorcar. Había muchas alertas, pero las autoridades no hicieron nada con las denuncias que había. Hoy no hacía falta que me hablen a mí, tenían que haber hablado con mi hija antes y ayudarla”.
“De ahora en más todo será terrible. Hoy pedí me muestren su cara detenido. Le diría que me arrebató a mi hija, me quitó mis manos y a su papá le diría que su hijo también se perjudicó porque al hacer esto a mi hija se transformó en un asesino, un psicópata. Así como él me quitó las ganas de seguir viviendo, no sé como harán ellos para poder seguir. Ellos nunca colaboraron”, señaló después.
Casi al final de la entrevista, Mercedes fue directa: “El pedido de justicia ahora es tarde, esto no tenía que haber pasado. Yo no puedo creer que mi hija ahora está en una morgue para una autopsia. Yo desde el viernes no como, no duermo. No sé que va a ser de mi”.

Pedido de perpetua
Junto a Mercedes también estaba Ramón Pereyra, tío de Fiorella, quien también dialogó con este matutino.
“Desde el primer día sospechamos de ese muchacho. En la denuncia previa vimos que él la había amenazado con tirarla en la chacra por eso fuimos directo a ver ahí. Pero fuimos y eramos puro familiares, muy pocos policías. El viernes al mediodía ya habíamos apuntado contra el muchacho, esto tenía que haber sido más rápido”, apuntó el hombre.

Y añadió: “Yo creo que tienen que haber más autoridades y tienen que hacer mayores seguimientos. Esto tardó cuatro o cinco días, pero se podía esclarecer más rápido. A veces parece que creen que es mentira lo que se denuncia y una familia no va a mentir con algo así”.
Para con el muchacho detenido Ramón tampoco tuvo reparos. “El culpable debe tener una condena perpetua, no debe salir más, tiene una mente enferma. Dejó sufriendo a todos y destrozó a una familia. Tiene que pagar y no salir más de la cárcel. Ojalá que la Justicia se encargue de darle todos los cargos que se merece. Mató a una chica con todo un futuro por delante. Ella estudiaba dos carreras, estaba contenta, tenía muchos sueños”, dijo.
Por último, Daniel Pereyra, otro tío de la víctima, señaló que “a mi sobrina la apreciábamos mucho. Era una chica que estaba estudiando, obediente, nunca vi nada raro en ella. Que hoy le pase esto es un bajón para todos los familiares y para todos los sanvicentinos, todos tenemos hijos y que una persona haga esa maldad no tiene palabra. Antes nosotros veíamos que las cosas pasaban lejos, pero ahora están pasando acá”.
fuente: el territorio
Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG