06:55  

Inicio

Una propina de dos mil dólares retenida por una regla del restaurante


Compartí en tus Redes

Se trata de Emily Bauer, quien desde hace dos semanas trabaja en Red Hook Seafood and Bar, como mesera según describió el portal KVUE. Hace unos días, el local estaba repleto de personas y Emily se encontraba trabajando con muchos clientes a la vez.

Emily estaba emocionada, porque iba a comprarle regalos a sus hijos con el dinero.

 

 

Debido a las demoras, ella se comenzó a pedir perdón a todos. «Lo siento, estoy siendo lenta»,se disculpaba. En una de las mesas había una pareja, que se mostró muy comprensiva. Le dijeron que la comprendían, y el hombre le contó que era dueño de un restaurante, por lo que entendía lo difícil que era servir. «En realidad, no quisieron el resto de su pedido. Él quiso cancelar todo y me pidió el ticket«,recordó Emily.

 

Sin embargo, ella no pudo tocar nada de ese dinero, porque el sistema del restaurante no le permite procesar un monto tan alto. Cuando comenzó a trabajar, el gerente le explicó que el límite de una propina era de 500 dólares y, cuando los otros mozos sugirieron que el restaurante le diera cuatro pagos de 500 dólares, ellos se negaron.

 

Ante la impotencia, Emily publicó un descargo a través de sus redes sociales. Además, le agradeció al hombre.«Aunque no puedo recibirlo, gracias. Gracias por tener un corazón tan grande», escribió en el posteo.
Luego de que se conociera la historia y fuera publicada en varios medios de comunicación, el restaurante accedió a pagar el monto total de la propina a su empleada.
FUENTE LA NACIÓN
Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG