23:38  

Economía

Anticipan una nueva suba de precios en los alimentos de hasta el 30%


Compartí en tus Redes

Agosto arrancará recargado y ya se espera un aumento de hasta un 30% en los precios de los alimentos en las góndolas de supermercados. Es que más allá de que el Gobierno nacional autorizó incrementos en Precios Máximos y Precios Cuidados, empresas alimenticias y de limpieza ya especulan con una suba en los valores de la mercadería.

En este sentido, el propietario de una distribuidora en Posadas, Carlos María Beigbeder, manifestó en la FM 89.3 De Las Misiones que “lamentablemente es probable que se empiecen a sentir nuevos aumentos en los primeros días de agosto”.

“Todo este ciclo de un mes de cambios ronda entre el 20 y el 30 por ciento, en algunos productos se sentirá más que en otros, pero está toda la industria revolucionada”, señaló el comerciante.

Asimismo, destacó que los productos que más subirán son aquellos que tienen alcohol ya que Capital Federal y Gran Buenos Aires están demandando mucho este insumo. “Los productores están destinando la materia prima para hacer alcohol en gel y sus derivados, entonces la industria está pasando por un momento complejo”, sentenció.

Por otro lado, Beigbeder apuntó a los problemas que surgen para la fabricación de botellas e insumos, como corchos y etiquetas. Todo esto, advirtió, impactará en los precios de las bebidas alcohólicas.

Se están aumentando los costos de los insumos para tener una botella terminada de vino, vodka, fernet o champán, entonces la industria está incrementando los precios. En esos artículos es donde más se notarán las subas, porque si bien es el mismo porcentaje para todos los productos, cuando estos cuestan entre 200 o 300 pesos es mucho más alta la variación”, explicó.

Causas y consecuencias

El comerciante opinó que el que origina todo esto “es el Estado que no controla la inflación y que hizo subir el dólar de 40 a 75 pesos”. “El blue está 135 pesos, la emisión que se hizo es realmente muy importante. Entonces este siempre es el efecto, uno se enoja con el efecto pero no con la causa. Lamentablemente es así, nosotros somos los receptores del enojo, pero no es que cada vez que aumentan ganamos más plata”, consideró.

Aclaró que “cada vez que se aumentan los precios de los productos en la Argentina se pierde capacidad de compra”, por ende “se vende menos”.

“La gente opta por no comprar o busca otra alternativa”, adujo. En consecuencia, apreció que “el Estado es el que hace el mejor negocio”.

“La rentabilidad de un negocio, que funciona muy bien, está entre el 3 y 5%, y el Estado se lleva el 21%, más el 35%, más el 3,5% de Rentas, las cargas sociales, más impuestos que no están explicitados directamente”, cerró.

Fuente: Primera Edición

Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG