fbpx
EN VIVO Streaming Radio

Nacionales

El padre de Ciro y Luciano Pertossi hablo sobre sus día a día, lo despidieron y contantemente recibe insultos en la calle

18/01/23

Compartí en tus Redes

Mauro Pertossi contó cómo le cambió la vida luego del crimen de Fernando Báez Sosa. “Es una degracia lo que pasó”, dijo en los Tribunales de Dolores.

Este martes Mauro Pertossi, el papá de Ciro y Luciano, declaró ante la Justicia y contó lo que está viviendo con su familia tras el crimen de Fernando Báez Sosa. Entre las cosas que mencionó, explicó que reciben amenazas constantes y que además los insultan donde van.

“Esto que pasó fue tremendo. Me echaron del trabajo, porque era muy mediático el caso. Después de 25 años, me desvincularon. Ahora no consigo trabajo, el sostén de la familia es mi esposa. Es una desgracia lo que pasó, pero mis hijos no son asesinos, son chicos, adolescentes”, sostuvo.

Mientras hablaba, Máximo Thomsen se puso a llorar. Sin embargo, no fue el único que se mostró angustiado. Enzo Comelli también demostró tristeza cuando su mamá se sentó ante los jueces para hablar de él.

“Estamos devastados desde ese momento. Nos cambió la vida a todos. Es una agonía constante, no podemos salir a la calle”, sostuvo Alejandra Guillén, madre de Comelli.

Ciro Pertossi declaró en el juicio por Fernando Báez Sosa
En la decimosegunda audiencia del juicio por el crimen del estudiante de Derecho, Ciro Pertossi rompió el silencio y se justificó sobre la agresión a la víctima: “Cuando veo al chico en el piso, frené la patada”.

En el inicio de la jornada, Pertossi pidió la palabra y comenzó su declaración. De inmediato, intentó aclarar su situación en uno de los videos donde se lo ve en la escena del ataque a Fernando. El imputado se reconoció, pero insistió: “Yo no le pegué a Fernando”.

Además, buscó aclarar el mensaje de texto que envió tras el homicidio: “‘De esto no se entera nadie’. Fue porque cuando yo estaba viendo el teléfono y mis amigos decían que había gente de Zárate en Villa Gesell que ya sabía de la pelea”, manifestó y añadió: “No quería que mis papás se enteraran”.

Tras su breve testimonio, no quiso responder preguntas de la fiscalía ni del abogado de la familia Báez Sosa. Enseguida retomó su lugar en el banquillo de los acusados y continuó la audiencia con las declaraciones de los padres de los imputados y el psicólogo que habló con los ellos tras el asesinato.

Fuente, TN.

Compartí en tus Redes

Últimas noticias