EN VIVO Streaming Radio

Capital del Monte, La Region

Licitación del transporte de pasajeros en Oberá: impugnan las ofertas de las tres empresas foráneas por insólitos errores en la presentación de sus propuestas

01/06/22

Compartí en tus Redes

Las oferentes Don Casimiro, Tipoka y la UTE Next- Nuestra Señora del Rosario, incurrieron en serios errores que no cumplen con la ordenanza del llamado a licitación. Para el abogado y experto en el tema, Alejandro Díaz, automáticamente deberían haber sido impedidas de participar. Las impugnaciones se encuentran en manos del intendente, Pablo Hassan, a quien le piden que las resuelva antes de que las ofertas lleguen a la Comisión de Adjudicación.

Luego de que se abrieran las ofertas en el marco de la licitación por el servicio de transporte de pasajeros en Oberá, un abogado y especialista en la materia, advirtió sobre serios errores en las presentaciones de tres de los cuatro oferentes que se presentaron y elevó a la intendencia de la ciudad la impugnación de las ofertas.

Algunas de las situaciones más insólitas tienen que ver con el capital societario de una de ellas, la falta de un inmueble en Oberá, la ausencia de la inscripción en el registro de comercio de la ciudad y hasta la promesa de comprar una calle completa en caso de obtener algunas de las líneas en consideración.

Las ofertas se abrieron el martes pasado en la sede de la municipalidad de Oberá. Las oferentes que se presentaron son cuatro: Capital del Monte, la actual consencionaria y tres empresas que prestan el servicio en Posadas: Casimiro Zbikoski, Tipoka y una UTE conformada por Next (Administradora de Nuevos Negocios) y Nuestra Señora del Rosario.

“Las tres ofertas claramente representan un solo grupo empresario. Las tres empresas presentaron la misma flota, que no es una flota un papel de Excel impreso, donde enumeran unidades sin dominios y carrocerías. Es como una promesa de ‘cuando gane vamos a comprar esto’. Las tres fijan domicilio en el mismo lugar. Es decir, todo hace que es un mismo grupo. Las tres presentan las mismas tres listas de unidades que van a presentar para prestar el servicio, que no son coches existentes, son una creación intelectual que cualquiera lo puede hacer”, apuntó el abogado Alejandro Díaz.

En contrapartida, el único oferente local, afincado en la ciudad de Oberá, presentó junto a su oferta, un book con fotos de las unidades que serán utilizadas para prestar el servicio, entre ellas 20 usadas, modelo 2018 en adelante, en perfectas condiciones. Además, se sumarán otras 10 cero kilómetro.

Otra de las curiosidades tiene que ver con la UTE que se presenta como oferente cuatro, que tiene el 90% en manos de una empresa de Bueno Aires cuyos propietarios se desconocen o su objeto social ni siquiera es la prestación de un servicio público de transportes.

“Tiene un capital social de 100.000 pesos que no alcanza ni para un neumático, no tiene movimiento. El último balance prácticamente es de una empresa ignota con cuatro accionistas españoles que ni siquiera tienen tributos. Han acompañado una simple copia de un documento, no se ha podido rastrear”, explicó Díaz.

El abogado señaló que la oferente dos, es decir, Casimiro Zbikoski, no presentó ni siquiera el pagaré de afianzamiento o garantía del mantenimiento de la oferta, un requisito básico en cualquier licitación, que garantiza que la empresa oferente sostendrá su propuesta por 180 días.

Por los serios errores formales y sustanciales que tienen estas tres presentaciones, ninguna está en condiciones de ser evaluadas, digamos. Hay una falta de compromiso llamativa con el municipio a tal punto que no tiene ninguna inversión hecha. Ninguna de las tres oferentes ha adquirido un inmueble, ninguna de las tres oferente sea registrado en el Registro de Comercio Municipal, que es un control de legalidad previo y obligatorio para participar de cualquier licitación en cualquier municipio de la provincia. Así que es, es notorio el desdén con que se han presentado”, aseveró.

Para el abogado Díaz, estos detalles representan una subestimación del ámbito municipal, de sus normas y del trabajo de los concejales que armaron la licitación. En este contexto, remarcó otra situación insólita: las oferentes pusieron como condición que, en caso de ganar las licitaciones, comprarán un inmueble, que por lo presentado en la oferta, es una calle de dominio público.

“Ellos ofrecieron si ganan la licitación, lo que denominan código 433. Cuando uno sabe que en Oberá, el código 430 es el nombre de una calle. No es una calle que se llama código y 430 es una numeración, se entiende. Es decir, ofrecieron comprar, si ganan, un inmueble de dominio público, una calle en toda su extensión, porque no hicieron ninguna salvedad. Con lo cual esto demuestra lo que decíamos de la falta de conocimiento que tienen de la misma ciudad”, lamentó.

Díaz aclaró que su postura es a favor de la apertura de licitaciones en los municipios que necesiten mejorar su sistema público de transporte de pasajeros, incluso de la llegada de empresas que no sean locales.

“No va contra eso. Pero las empresas que no son locales tienen que tener un celo particular cada vez que van a hacer una licitación, es decir, interiorizarse de cómo es la ciudad, invertir dinero en esa ciudad, hacer compromisos reales, no meramente escritos en una hoja que no son ni siquiera exigibles el día de mañana”, subrayó.

Todas las impugnaciones se encuentran en poder del intendente, Pablo Hassan y para el abogado Díaz, debería ser él quien resuelva estos detalles, antes de que la Comisión de Adjudicación analice las presentaciones de las cuatro empresas, tanto la local como las foráneas.

“Creo que debe ser el Ejecutivo quien ya mismo debe separar las ofertas que no tienen cumplidos los parámetros, por ejemplo, ninguna de las tres ofertas, la dos, la tres y la cuatro, tienen presentado todos los duplicados, es decir, han presentado las originales de 230 páginas y el duplicado con diez páginas menos, las tres con los mismos errores, con lo cual, al no haber presentado duplicados, automáticamente deberían de ser descartadas”, advirtió.

Para finalizar, Díaz reveló que la oferente cuatro (UTE Next- Nuestra Señora del Rosario) ni siquiera  adquirió el pliego, por lo cual no debería haber participado siquiera de la licitación.  “Una de las integrantes de la UTE, que es Nuestra Señora del Rosario, que tiene el 10% de participación, sí compró el pliego, pero por derecho propio, no como integrante de una UTE”, finalizó.

 

Compartí en tus Redes

Últimas noticias