21:30  

Sociedad

Más de 1000 km. pedaleando y disfrutando en familia


Compartí en tus Redes

El viaje fue planeado hace más de un año. La idea era viajar en bicicleta de Tigre (provincia de Buenos Aires) a Garupá (Misiones) y así lo hicieron.

Kevin Bojanich (25 años) y su esposa Narela Melo (24 años) junto a su pequeño hijo Thiago (4 años), idearon esta aventura y se guiaron con Google Maps. Nada fue al azar, tenían todo contemplado pero no obstante, estaban abiertos a disfrutar de los imprevistos que surgieran.

«Hace un año comenzamos a comprar todo: carpa, anafe, las bicis, el carro para Thiago, etc. Las alforjas para el equipaje las hicimos nosotros» comentó Narela » y ahora con la licencia de mi marido (trabaja en Prefectura) decidimos arrancar» .

«Salimos el 5 y llegamos el 13» agregó.
(Actualmente viven en Tigre, en el Talar pero son oriundos de Garupá).
«Salíamos temprano, tipo 6 hasta el mediodia. Ahí almorzamos (tenía todo para cocinar), descansamos un poco y retomamos viaje cuando bajaba el sol» contó.

«Nos guiamos por Google Maps y teníamos anotadas las posibles paradas. Hacíamos 100-120 km por día más o menos y ahí veíamos donde dormir». La primera noche durmieron bajo un puente, en frente a un parador. Luego en una estación de servicio. También los recibieron en sus casas amigos que tenían en el camino.

Lo admirable de todo, es el espíritu de aventuras. Que incluso se pudo ver en el niño de 4 años, quien además cumplió el 9 y supo disfrutar del paseo y de un festejo único.
«No somos profesionales. Tratamos de disfrutar de todo, de los distintos lugares,
Creo que todos podemos hacerlo. Debemos ser siempre positivos. La finalidad de nuestro viaje fue disfrutar en familia. Fue un momento para nosotros» afirmó la viajera.

Además «tenemos que destacar la solidaridad de la gente» remarcó Narela. » Nuestra estadía en la ruta fue muy buena, la gente colaboró, los camiones, autos se corrían, ponían guiño, bajaban la velocidad, etc».

Pero tampoco todo fue color de rosa «hubo momentos que nos quisimos frustrar, pero decidimos no bajamos los brazos» aseveró.

3 días les tocó con lluvia, «pero no nos mojamos porque teníamos protección hecha con lona» aclaró la ciclista.

Finalmente comentó sobre los protocolos «nosotros siempre buscamos en internet todo lo que se necesitaba para viajar. Nos informamos. Teníamos certificado de verano e hicimos los diferentes test de COVID en las distintas provincias. Ingresamos sin problemas».

Un ejemplo de persistencia y constancia. Esfuerzo y positivismo, sin dudas.
Un claro ejemplo de que si se quiere, se puede.

Deja tu comentario
Compartí en tus Redes
© 2019 | Diseñado por ERG